¿Cuáles serán los primeros signos de recuperación de la crisis?

por -roliver TDC

Ante la diversidad de intereses y noticias que nos llegan de forma imbricada, sería conveniente establecer una serie de signos y síntomas que nos avisarán de que estamos en el verdadero camino de la recuperación. Claro está, me refiero a otro tipo de hechos más allá de las cifras macroeconómicas, por ejemplo y valga el símil taurino, el otro día escuché que se notaba la crisis porque están saliendo infinidad de nuevos novilleros, gente que –en otras circunstancias- buscaría otros caminos (aunque tampoco creo que hayan sido “maletillas”). Otro ejemplo, cuando las crisis económicas arrecian, las ventas de pintalabios Estée Lauder se disparan como un regalo de estilo pero de precio asumible, de hecho en algunos centros académicos se sigue como indicador. Bien, se trata de establecer el camino contrario, cuando se esté saliendo de la crisis qué síntomas nos confirmarán que está sucediendo dicha buena noticia. Tal vez, será el número de consumidores que vuelven a los supermercados o que los letreros de “Se alquila” de los bajos comerciales empiezan a desaparecer como decorado de las puertas y persianas de los bajos. No lo sé, pero yendo a las causas de la salida de la crisis se pueden explicar más cosas. Los horarios españoles tendrán que cambiar, debemos empezar antes a trabajar y acabar más pronto, eso pone orden en nuestras vidas personales y profesionales y nos alinea con nuestros ritmos circadianos, la televisiones acabarán antes sus programas estrella nocturnos o perderán audiencia, los bares juveniles estarán vacíos a medianoche (vale con la excepción del jueves y sábado) y las vacaciones se acortarán, despidiendo a los 14+30 días (más los sectoriales, “moscosos” et al, como la jornada intensiva no recuperable) con que contamos en la actualidad, haremos un desayuno fuerte y a mediodía con una comida leve, seguiremos trabajando para poder acabar a las 17,30h, esto es lo que pasa en todas las naciones avanzadas, puesto que permite un número de horas al día de vida personal y alta productividad en el trabajo. Estos síntomas no perjudican nuestra calidad de vida, al contrario, incluso viene favorecido por nuestro clima. Sin aumento de la productividad, no habrá salida de la crisis, no serán sólo los recortes presupuestarios los que nos saquen de la situación, se necesitará la adquisición de nuevos hábitos, más intensidad y menos horas laborales, con un mayor respeto a las agendas (y por lo tanto a las de los demás). Decía Pio Cabanillas –padre- que lo que no hace un político en la primera legislatura, ya no lo hace en la segunda, en el trabajo es igual, lo que no haces en cinco horas, ya no lo vas a hacer en ocho. En definitiva, el cambio en el formato laboral será un signo clave en la salida de la crisis y si no, al tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: