La motivación y la productividad

por -roliver TDC

Cuando algún Cliente me pide que realice una sesión de motivación, generalmente para el departamento comercial (también las he realizado en fábricas con problemas laborales, ¡qué osado soy!), siempre quiero aclarar que mis argumentos les van a producir un efecto pasajero y que, esa motivación a la que se refieren, es cosa sistémica y -desde luego- de ellos, de las empresas. No se trata de arengar a la tropa, desde luego, se trata de hacer reflexionar sobre sus posibilidades, de no entrar en secuencias negativas y de apuntar a lo lejos para no desfallecer en el día a día, de ser generativo y heliotrópico. La verdadera motivación, la que nos va a hacer desear que llegue el lunes y disfrutar en el trabajo (todos los que se hayan encontrado en esta situación en algún momento de su vida profesional, me entenderán perfectamente), es una cuestión de la empresa y sus líderes. No es fruto de la casualidad, sino del estudio de la psicología y de las relaciones humanas, de la comprensión de lo que acciona el botón. Es por lo que en unas ocasiones no recorreríamos 500 metros en coche y otras veces -en peores condiciones- haríamos 10 millas a pie. En muchas empresas modernas lo saben y utilizan las técnicas adecuadas, crean entornos de trabajo especiales donde los empleados quieren seguir trabajando por una causa fundamental, se divierten. Todos los estudios al respecto apuntan a que los empleados están desmotivados, se aburren es sus trabajos, no logran encontrar el Zen de sus actividades. Tal vez sea esta la causa por las que muchas empresas no progresan y/o no alcanzan sus objetivos, sus fuerzas están al ralentí y no encuentran fuerzas para el cambio.

Por desgracia, el estado de motivación es costoso de encontrar y facilísimo de perder, así que requiere de mucho análisis y planificación. No es posible motivar a nadie, sólo podemos ser procuradores (el no impedirla, ya es un logro) de la motivación propia de cada uno, creando un entorno adecuado de desarrollo. Es una buena forma de aumentar la productividad, puesto que los profesionales están más orientados a la acción, se buscan los objetivos sin angustia y las cualidades personales son más efectivas, incluso las horas de trabajo aumentan sin recordatorios y los resultados también. Probablemente, sea la forma de aumento de la productividad más barata.

Para los nuevos formatos laborales que vienen, la motivación será un factor fundamental, aunque, en los actuales también.

Si le gusta algún post de nuestro Blog, ¡suscríbase! (arriba a la derecha). Si un día no quiere leernos más, ni siquiera recibir nuestros posts, se puede borrar -fácilmente- cuando quiera.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: