La complejidad de las decisiones empresariales

por -roliver TDC

Una de las cuestiones más complejas de prever, es el proceso de toma de decisiones humano. La causa es clara, es de todo menos racional. Nos gusta pensar que decidimos con un sistema de análisis técnico  multicriterio, pero lo hacemos con el soporte de nuestro ADN, de la historia de nuestros perfiles psicológicos familiares que nos ha traído hasta aquí. Cada uno de nosotros tenemos un lastre psicológico que define nuestras decisiones en función de una serie de parámetros de carácter que, actuando de filtro, nos hace ver con total claridad que es lo que nos conviene o los peligros a evitar (al menos, eso es lo que nos creemos).

En las empresas hay dos tipos de decisiones, las propias corporativas (estratégicas y operativas), parecen técnicas pero están afectadas por las interrelaciones de los miembros de las organizaciones (sistema complejo) y entonces, la ley de la jungla, las reglas de supervivencia, la empatía con otros y el odio, el egoísmo, la comodidad, los miedos y las fobias, la posición grupal, la envidia y otras virtudes humanas habituales salen a relucir y confunden las decisiones, dándoles una pátina técnica, cuando son las reglas de la manada las que se aplican. Las neurociencias han ayudado mucho a reconocer estos patrones de comportamiento, son muchos millones de años formando nuestro cerebro, para que una -temporada- de civilización cambie nuestra proceso decisional. Tampoco hay que olvidar que no hay dos personas iguales, cada uno tiene sus parámetros decisionales, pero no abrirá un nuevo camino, el hipocampo se asegura en todos los casos de recordarnos qué nos fue mal (o eso nos parece), el actual ha sido muy largo para dejarlo. Son muchas las reuniones de empresa en las que he podido comprobar que, si la persona A dice sí, la B dice no y viceversa, todo ello en media hora escasa.

Toda decisión empresarial, con personas actuantes, está afectada de los vicios que he descrito y lo peor es que no somos conscientes. Para complicarlo más, lo disfrazaremos de detalles racionales. ¿Hay alguien que crea que los coches se compran por sus especificaciones técnicas y no por su carrocería y/o el estatus al que incorpora?, pues siempre que planteo esta cuestión en un curso hay quien dice que sí que lo hay, pero es parte del mismo proceso, su mente les está engañando.

One Comment to “La complejidad de las decisiones empresariales”

  1. Al final haremos algo: el análisis antropológico del medio empresarial permite iluminar parte de este embrollo que describes. Las razones de las tomas de decisiones, la propia forma de la estructura de las organizaciones. Quizás no “el análisis” pero sí un modelo bastante aproximado a la realidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: