Déficit: Mejor un Presupuesto Base Cero que un ajuste para equilibrar ingresos y gastos

por -roliver TDC

Hay dos líneas de declaraciones, los que dicen que esto se va al garete y los que hablan de ajustes y racionalización del gasto para salir de crisis. Seguramente las dos posturas están falseadas por su agenda oculta. La única solución viable, no es gastar menos porque no tenemos dinero, sino gastar bien, hacer lo que realmente hace falta para aumentar los ingresos del estado y eliminar lo que no hace falta, no en porcentaje sino totalmente. Se puede no tener déficit y estar tirando el dinero, puesto que lo que se recorta en los gastos menos comprometidos, no en lo superfluo. En los hogares también pasa, probablemente haya que volver a la potencia de 3,3 Kw y abandonar la de 5,5 Kw que hay en muchísimos hogares y recordar constantemente lo que las madres nos decían hace treinta y durante tantos años: “apagad la luz”, se trata en la práctica real de volver a los costes del año 2000 (hay quien apunta volver más hacia atrás). Tanto en las empresas como en la Administración Pública, pero sobre todo en ésta última, se hace absolutamente necesario un planteamiento presupuestario de base cero – PBC, técnica que plantea volver a plantear todas las necesidades  y su valoración económica vs considerar qué ajustes o recortes podemos hacer en los gastos, puesto que éstos se hacen pensando en cómo mantener el statu quo, reduciendo sólo los excesos o lo que no supone romper compromisos personales/políticos adquiridos. Hay que reducir el número de políticos y ex-cargos en las administraciones públicas, hay que apagar las luces de nuestras ciudades, que parecen las bombillas de Europa (fácilmente comprobable desde un avión), no hay que solucionar el problema aumentando impuestos o nos vamos a cansar de pagar y va a ser mucho peor (solución que tienen los políticos en mente). Hay que volver a plantearse todos los gastos, uno a uno, para volver a constituir un presupuesto adecuado -de forma lógica- para este momento. Parque móvil, guarda espaldas, número de políticos, comidas, móviles, otros gastos superfluos  de los diferentes parlamentos, deduplicación de competencias y un sinfín más. Finalmente, los gestores deben volver a las organizaciones de la Admón. Pública y eliminar los cargos políticos en hospitales, fundaciones, empresas públicas, televisiones, etc., así como una reducción/eliminación de lo que no tenga sentido o actividad.

Con déficit o sin déficit, se puede gastar bien o malgastar, esta es la clave. Gastar bien debe ser el objetivo. De igual modo, un bajón en el consumo dejará descansar a la Tierra, que falta le hace.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: