Otro tipo de sucesión en la empresa familiar

por -roliver TDC

Como conocedor de la problemática de la empresa familiar y debido al momento económico actual, con una necesidad perentoria de cambios e innovación, publico este post como homenaje a todos aquellos empresarios que guiados por el emprededurismo, la necesidad, la creatividad o todas ellas juntas, tomaron la decisión de crear una empresa, ayudando al resto de la población a su desarrollo económico, social y profesional.

Comentaba que conozco bien a la empresa familiar porque me he criado en una de esas familias, en esas que no hay paredes entre el negocio y la vida familiar, en las que nunca vi que se tomaran vacaciones y que, desgraciadamente, la primera vez que fui administrador de una sociedad -siendo muy joven- fue para gestionar una lenta liquidación, por enfermedad grave del titular, mi padre.

En nuestro entorno, son multitud las empresas familiares que, con el transcurrir del tiempo, los hijos o nietos de los fundadores, se van incorporando a la empresa. Hasta aquí ningún problema, es su derecho y un buen objetivo del creador de la empresa, dar cobertura a su descendencia. Pero, es cierto que el espíritu emprendedor o la capacidad de gestión no vienen asegurados por el ADN y si me apuran, ni qsiquiera por la formación (que claramente se ha mejorado con el tiempo).  La presencia de familiares en los cargos directivos clave, a veces, pone en peligro la continuidad de la empresa, por lo que propondría dos soluciones posibles, que son -por cierto- las que han tomado algunas empresas que conozco y que les ha funcionado muy bien la sucesión, en concreto son: la trivial, encargar la dirección a profesionales ajenos a la familia, que ocupen esos cargos directivos y la familia gobierna -desde el Consejo- el devenir de la empresa o, a los familiares que tengan el interés y capacidad para dirigir la empresa, les hago que se desarrollen en empresas ajenas a la familiar, para que se rueden, cojan experiencia en lucha y cooperación con otros profesionales y, en un momento determinado se incorporen a la empresa familiar. Con este formato, incorporamos a buenos profesionales y personas vinculadas emocionalmente a la empresa. Este método funciona, lo he podido observar en pymes familiares que lo han aplicado con éxito y tiene toda su lógica. Esa experiencia externa de los futuros directivos, resulta mucho más eficaz que realiuzar un master, por bueno que éste sea. La experiencia externa será una formación integral que reportará beneficios a la pyme, cuando se realice la incorporación futura y contará con una mayor credibilidad interna y externa.

Yasé que esta solución no es innovadora, pero para muchas pymes familiares, sí que les resultaría una innovación en el relevo generacional de la empresa familiar.

Anuncios

One Comment to “Otro tipo de sucesión en la empresa familiar”

  1. Creo sinceramente que lo que apuntas es fundamentalmente los que las Pymes y/o empresas familiares tienen que hacer -o deberían de hacer-.
    Conozco otra opción diametralmente opuesta pero que puede funcionar en algunos casos que es la de incorporar consejeros externos a la gestión de una pyme y que aporten su experiencia desde una visión consultiva a la gestión de los gestores familiares involucrados en el día a dia.
    A veces, a los gestores familiares -que han nacido con el negocio-, les cuesta “soltar las riendas” y sin embargo requieren de una consultoría externa (o de una visión profesional, independiente, imparcial y externa) en el Consejo Familiar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: