Ser vendedor es fácil (lo dice tu tarjeta), ser un buen vendedor es muy difícil (lo dicen los Clientes)

por -roliver TDC

Estando un tanto cansado de encontrar la misma pregunta tópica (¿el vendedor nace o se hace?) por grupos y foros, me atrevo a contestarla, a ver si podemos pasar a temas más interesantes y que nos aporten nuevos conocimientos a todos. Para ser -oficialmente- vendedor basta con hablar con una imprenta y que en nuestra tarjeta de visita, debajo de nuestro nombre, diga vendedor o consultor comercial o técnico comercial, no importa lo que diga, aunque fuera la imprenta de Harvard sólo es una imprenta. Quién audita y concede el título -real- de vendedor son los Clientes y es un título por categoría de empresa y con fecha de caducidad -hasta que dejas de vender- por alguna cuestión endógena o exógena, si te compran las micropymes o las pymes o las grandes empresas, eres un vendedor de micropymes, de pymes o de grandes cuentas, que no es mejor ni peor, pero tienes ese grado (si un vendedor de grandes cuentas va a las micropymes, lo normal es que no venda y viceversa), luego cada vendedor tiene su mercado natural. Si llega un momento que dejas de vender en ese o cualquier otro segmento, los Clientes te han quitado el título y ya no eres vendedor (real, aunque lo seas de tarjeta), es así de simple. Sin embargo, las características y técnicas que hacen falta para vender se pueden aprender y si tienes una gran marca detrás, incluso se pueden obviar esas necesidades (¡qué yo los he visto!), pero eso tiene poco recorrido. El verdadero vendedor, además de formarse continuamente, debe tener una serie de condiciones innatas, como las debe tener un actor (hay quien llena las pantalla o quien tiene vis cómica), un goleador o un cirujano. En el caso del vendedor, la empatía, la personalidad, la seguridad en sí mismo, la capacidad de observación, inteligencia, la capacidad de convencimiento, la potencia en el storytelling, simpatía, naturalidad, etc., unido a las técnicas aprendidas: sistema de preguntas, PNL y AT, conversión de problemas en soluciones, negociación, el conocimiento de su tema y de las diferentes problemáticas en las empresas, (o de su tipo de Cliente concreto) métodos de planificación y ejecución, uso de CRM, etc., marcará las diferencias entre vendedores y buenos vendedores.

Yo siempre he creído que los vendedores deberíamos ir con un scorecard (como los golfistas) con lo que hemos vendido en cada una de las empresas en las que hemos estado, de este modo se acabarían los currículo-ficción. Las entrevistas de selección serían así:

– ¿Dónde, cuándo y a quién has vendido o estás vendiendo?

      – Yo he vendido y vendo en estos sectores y a este tipo de cuentas, aquí está mi tarjeta de ventas-scorecard

– Esta claro, tienes habilidades innatas y te has formado -continuadamente- en las técnicas necesarias. Tú eres un buen vendedor

10 Responses to “Ser vendedor es fácil (lo dice tu tarjeta), ser un buen vendedor es muy difícil (lo dicen los Clientes)”

  1. Genial el término de “título con fecha de caducidad”. Me parece una expresión muy original y acertada. Yo acuño una que quiero reproducir en mi blog que es el “carnet de vendedor por puntos”. Un saludo.

    Me gusta

  2. Cuan cierto es lo que dices. Buen artículo. Saludos

    Me gusta

  3. que cierto…………………………………………….

    gracias rafa

    Me gusta

  4. Muy bue aporte. Saber vender es primordial para todo comerciante más aún teniendo en cuenta la gran cantidad de opciones que siempre tienen los consumidores para adquirir un mismo producto en la actualidad.

    Me gusta

    • Cierto Lucas, cada vez más el vendedor es parte del productos que vende y también el proceso comercial que utiliza. Es un factor de diferenciación en este mundo que cada vez es más homogéneo.
      Saludos y gracias por comentar,
      Rafael

      Me gusta

  5. Muy interesante el post, no tengo mucha experiencia en este sector pero he de decir que me ha parecido muy acertada la entrada

    Me gusta

    • Gracias Fran. La labor profesional de ventas es una de las más difíciles que existen y eso requiere que nos demos cuenta que exige trabajo y dedicación para convertirse en ese buen profesional que comentaba. La formación, la lectura sobre el tema, la observación de otros profesionales, etcétera ayudan a conseguir el objetivo. Si te ha gustado el post es porque está en la buena línea.
      Saludos y feliz año,
      Rafael

      Me gusta

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: