El ecosistema de la distribución comercial está en peligro

por -roliver TDC

Ciertamente se aprecian muchos cambios en el sistema de distribución comercial, pero como son continuados llega un  momento que nuestra percepción del cambio (novedades y desapariciones) no tiene una correcta valoración. Los cambios son muchos e importantes, bajo cualquier aspecto comercial con el que se analicen. El sistema comercial debe ser  un ecosistema donde reina el equilibrio, hay grandes, pequeños, medianos, buenos y malos, innovadores y tradicionales, todos interrelacionados con sus públicos en perfecta harmonía. El mencionado equilibrio se ha visto alterado en estos últimos años.

Los signos de esta situación son ciertas paradojas sin solución aparente que se están dando en el mercado. Desaparición del pequeño comercio y pequeñas empresas de distribución. Inundación de nuevos pequeños y medianos comercios que pertenecen a grandes y pocas empresas de distribución. Esta tendencia hacia unas pocas marcas  dominantes no nos va a llevar a nada bueno. Alrededor de cualquier tienda de El Corte Inglés (que también tiene Opencor, Hipercor, Sfera, Telecor, tiendas outlet y la división comercial) hay hasta siete u ocho tiendas de Inditex, bajo marcas diferentes –algunas que se repiten en la misma zona- y productos que también lo parecen; L’Oreal ofrece la inmensa mayoría de los productos de cosmética, catorce me parece recordar; los supermercados están bajo cuatro o cinco banderas, etc., todo el mundo habla de ir al Mercadona, para referirse a comprar en un supermercado. Respecto a la electrónica de consumo, Media Markt, Saturn, Worten, PC City, tienda Apple, etc. copan las ventas, aunque algunas sean de la misma propiedad y en el caso de la marca del desaparecido Jobs, estén haciendo la competencia a otras tiendas que vendían sus productos con anterioridad. En otros tipos de productos, marcas como Decathlon y las tiendas de productos chinos han copado su mercado y alrededores. El ecosistema de distribución al detall está desapareciendo y al mismo tiempo estas cadenas se están viendo amenazadas por otras organizaciones  mundiales de distribución por medios electrónicos.

No tengo nada contra esas poderosas marcas, al contrario, son dignas de admiración y soy Cliente de todas ellas, pero esa concentración no es buena, lo mejor es un ecosistema bien diversificado y equilibrado, con grandes, medianos y pequeños proveedores. Tampoco abogo por el mantenimiento de empresas que no consienten actualizarse, permaneciendo excesivamente tradicionales y sin diferenciación. El mismo ecosistema demanda su renovación o desaparición.

Los consumidores preferimos la diversidad, al menos, hasta cierto punto. Un ecosistema comercial equilibrado favorece a todos. Los costes y márgenes mandan, aunque la última palabra la tenemos los consumidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: