La Proporción Áurea en el marketing y las ventas

por -roliver TDC

Siempre me ha llamado la atención esa proporcionada irregularidad de las cosas. La naturaleza se rige por ella creando difíciles armonías. Es un patrón divino que escribe “recto con renglones torcidos”. Los objetos geométricos, las hojas de los árboles y plantas, la estructura del caparazón de tortugas y caracoles la cumplen. Esa proporción no sólo se cumple en la naturaleza, en la actividad humana también. Los pintores, los arquitectos, los escultores, los músicos, los diseñadores, etc., la emplean para seguir una ley natural que los humanos estamos acostumbrados a apreciar y no siempre a reconocer. Desde la Gioconda hasta el Partenón y el logo de Apple la siguen.

Proporción áurea, número áureo, razón áurea, media áurea, regla áurea, razón extrema, entre otros nombres singulares y representada por el número φ Phi (fi), el cual tiene un valor de 1,61803398874989482045… y cumple la ecuación a:b=b:a+b. Pacioli (entre otras figuras relevantes de la Humanidad) lo plasmo por escrito, pero el Universo lo ha utilizado siempre y recientemente, Mario Livio lo difundió para los no iniciados (La proporción áurea. La historia de Phi, el número más sorprendente del mundo. Ed. Ariel).

Supongo que a estas alturas del post ya se están preguntando qué tiene que ver esta razón con el marketing y las ventas, lo comprendo, son dos temas que parecen divergentes. En muchos aspectos de nuestra vida diaria en el mundo de la economía y de la gestión de empresas y así como la personal, la Proporción Áurea manda en plaza. La bolsa y los mercados financieros son un ejemplo. Su funcionamiento como agregado de miles de decisiones de inversores, sigue la regla áurea que los expertos en análisis técnico, basándose en los gráficos intentan descifrar, puesto que a simple vista resulta imposible. La gestión del tiempo se rige por la proporción de oro y su análisis nos llevaría a mejorar la productividad y a reconocer que actuando bien en poco tiempo se consigue más que ocho horas a medio gas. La distribución del tiempo en los actos de nuestra vida, también debería seguir la proporción de oro, todo iría mejor. La dedicación y destino de los ingresos de un hogar también deberían seguir esta razón. Si la hubiésemos seguido no estaríamos en esta situación económica.

En el marketing y las ventas también se cumple la razón extrema. La inmensa mayoría de las empresas que se crean no llegan a los cuatro años. Para que asistan veinte empresas a un evento, tienes que convocar a mil. En quince años la mayoría de Clientes te han abandonado. Para cerrar veinticuatro pedidos al año, tienes que haber manejado cien operaciones y haber visitado a doscientas. Uno de cada cuatro productos nuevos triunfan, el resto se eliminan al poco tiempo. La mezcla de marketing también tiene proporciones exitosas y otras que no acaban de llegar. El ciclo de vida de una operación sigue la proporción de oro.

Conocerse a uno mismo y las tasas de éxito, percatarse de los patrones de comportamiento de los Clientes, tasas de respuesta a los estímulos de las acciones de comunicación y finalmente las redes sociales, que también se ajustan al número de oro, de este modo no perderemos la cabeza con las visitas, los retweets y los seguidores.

Anuncios

3 Responses to “La Proporción Áurea en el marketing y las ventas”

  1. Bonita reflexión. El número aúreo es también la razón al tender a infinito de la serie de Finobacci, la que se crea sumando los dos elementos anteriores de la serie: 1,1,2,3,5,8,13,21,34, 55, 89…. Y a esa economía a la que vamos -y que tan bien sueles describir- de profesionales artesanos y empresas en red, queda claro que el proceso de negocio es acumulativo, paso a paso, en un proceso contínuo de adaptación, autoformación, autodefinición y especialización. Un proceso aúreo, vamos.

    Me gusta

    • Antonio, si publicas con frecuencia tienes que tomarte alguna licencia de vez en cuando, como este caso, forzando la máquina.
      Siempre me ha llamado la atención las reglas que se cumplen sin estar en el propósito. La proporcionalidad delNúmero Áureo es una de ellas. Conocer las proporciones previamente siempre te ayuda a no ponerte nervioso, sabes que la regla se autoaplicará. Si no fuese así los directivos olímpicos españoles se hubieran puestos nerviosos en la primera semana ante delos Juegos, pero no, poco a poco nos hemos iso acercando a las 18 medallas. Seguro que hay una regla de oro que aplica…
      Saludos y gracias por tu amable comentario,
      Rafa

      Me gusta

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: