Los incrementos de productividad no son suficientes, España necesita saltos de valor añadido

por -roliver TDC

Todos hemos comentado la necesidad de aumentar la productividad en España. La competitividad requiere que nuestras empresas vuelvan a recuperar cierto rango de margen, puesto que estamos rozando mínimos operativos y cualquier nueva circunstancia que se pueda dar nos puede llevar al cierre. Si conseguimos esa mejora de la productividad mediante ahorro de costes -que es lo habitual- puede ser una solución momentánea pero no será la solución; si lo hacemos a través del aumento de la facturación será bastante mejor, puesto que nos alargará la capacidad de maniobra, aunque tampoco será la solución definitiva.

La mejora de la gestión comercial, la internacionalización, etc. pueden darnos ese aumento en los ingresos que con recortes en los gastos verdaderamente superfluos, puede elevar nuestra productividad y suponer una mejora en nuestra competitividad, pero requerirá un sobresfuerzo, un aumento del output forzando la maquina.

Entonces, ¿cuál es el problema de las empresas españolas? Pues que necesitamos más valor añadido. En nuestros mejores momentos siempre hemos estado en una situación empresarial de mano de obra intensiva y bajo valor añadido y esta dinámica hay que romperla como hacen las empresas de los grandes países del resto de Europa, USA y Asia desarrollada. Este ha sido siempre nuestro problema, nuestra ventaja ha sido costes laborales bajos y cierta calidad. Esto no lleva a ningún buen sitio, puesto que habrá países más baratos que nosotros siempre. No nos vale aumentos típicos de la mejora continua en la productividad, necesitamos grandes saltos (breakthrough) y sólo pueden venir de aumentos de aportación de valor que mejorarán todos los aspectos: ingresos y niveles salariales, elevando numerador considerablemente y también el denominador (en forma de salarios).

El remedio es la creatividad. Hace poco leía a un exministro de la desparecida UCD que comentaba que el problema de Andalucía es que no tiene industria y para eso se requiere I+D+i. En Andalucía tienen creatividad, pero el tiempo que se requiere para obtener resultados en I+D no está a la vista, no está en el corto ni medio plazo. Tampoco importa, otros países de la Unión Europea (somos una única nación, aunque no sea este el mejor momento para comentarlo) sí tienen buenas y rodadas estructuras de I+D, a partir de ellas se puede innovar, sólo se requiere capital y creatividad. En un post pasado, hacíamos alusión a Unamuno y su célebre y criticada frase,  ahora –como opinan varios autores norteamericanos- si no tienes I+D interna, tómala de fuera,  las infraestructuras de investigación e industriales no son fáciles de improvisar. Los españoles -en general- tenemos gran capacidad creativa,  con la ayuda de  infraestructuras de I+D  ajenas podemos crear grandes productos e importantes redes comercials. También ayudaría que, en lugar de repartir las ayudas en cientos de instituciones tecnológicas y universidades, se concentrasen los recursos económicos en menos centros que tengan mejor capacidad  investigadora y proyectos de futuro, todo ello en un proceso transparente y soportado por la meritocracia.

Como ya he comentado alguna vez, hay un buen número de empresas mundiales que crean empresas muy rentables, a partir de patentes que otras dejan de pagar y las que otros pueden optar si hacen efectivos sus derechos registrales.

En definitiva, debemos dejar de pensar en los trabajos tradicionales y en innovar en los modelos de negocio. Somos el país con el lóbulo derecho más desarrollado de Europa, lo que nos falta es atrevernos a poner en marcha nuestra creatividad para el trabajo.

Anuncios

4 comentarios to “Los incrementos de productividad no son suficientes, España necesita saltos de valor añadido”

  1. No puedo resistirme a recopiar el enlace (igual lo has visto) de una serie de recomendaciones en tu línea, que comentaban en el grupo de Infonomía de Linkedin: http://www.idaccion.com/de-donde-sacan-los-emprendedores-sus-ideas/ .

    Como dice la vieja frase, I+D es convertir dinero en conocimiento e INNOVACIÓN es convertir conocimiento en dinero. El conocimiento no hace falta que sea nuestro, por tanto la creatividad no tiene por qué recurrir al “invento” o a la investigación profunda, actividades que tienen cada cual su propio tiempo de maduración. Para arrancar “right-now” bastaría con seguir el ejemplo que otras economías ahora en la vanguardia y antaño en la miseria han seguido. El ejemplo japonés, coreano o chino, cada uno en su propia vía y su propio tiempo, muestran que la copia “inteligente” es algo más que copiar: es innovar. El cliente no compra al que inventa, compra al que le da soluciones o le aporta valor. Y unas empresas como las nuestras, de estructura delicada y sencilla, podrían encarar con menos inercias ese camino. Y creatividad nos sobra, ¿no? La luz mediterránea y todo eso…

    Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. Nos queda un camino bastante largo, siempre y cuando no se recorten las ayudas I+D. Si las recortan, desgraciadamente puede no haber salida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: