Para salir de la crisis necesitamos liderazgo y sentimiento grupal

por -roliver TDC

¡Qué curiosa es esta sociedad!, y con ella todas sus entidades, empresas, administraciones públicas, etcétera, que la componen. En su evolución hacia la autodeterminación personal, esa época en la que cada uno es más dueño de su destino que nunca, nos encontramos con problemas capitales: la falta de liderazgo y la falta de actuación grupal. Con estas dos faltas estamos perdidos en todos los órdenes.

Si un estratega mundial se hubiese puesto a crear una situación para subyugar a las naciones, habría elegido esas dos circunstancias. Sin el sentimiento grupal, cada persona acude a lo suyo y no le importa lo que pasa a su alrededor. Si hay muchas familias que no tienen para comer, pero con decir ¡qué pena!, ya es suficiente y si –además- está noche hay otro partido del siglo, olvidar es fácil. Hemos perdido la noción de grupo y es muy curioso que pase en este momento cuando las redes sociales proveen un gran soporte para este sentimiento. Es triste que algo que sabemos que siempre nos ha ayudado (en la cueva, en los poblados, en los burgos…) lo dejemos de lado. Tal vez sea por la otra importante falta, el liderazgo.

No hay líderes, ya se han ocupado de ello. El liderazgo levanta almas, exacerba la comodidad. Crea sentimiento de grupo a su alrededor, sabe su deber e indica cuando ha llegado el momento. Hasta los que tienen miedo adquieren la dosis de valentía necesaria para dar los pasos que por sí mismos no darían.

En este momento nos sentimos a salvo en casa, pero hasta ese feudo se verá forzado por la situación. Es como el riesgo de virus informático, los tememos pero no hacemos caso. Un buen día encendemos el ordenador y percibimos que tiene una conducta rara. Ya hemos hecho tarde, ya estamos infectados. Debimos actuar en su momento, una simple compra hubiese evitado todas las molestias y destrozos actuales. Es una característica del ser humano, no actuamos hasta que nos vemos verdaderamente afectados.

Algunas empresas han tomado la iniciativa y han propuesto bajar a todos los empleados en nivel salarial a cambio de no despedir a nadie. Han creado una causa común y cuando la economía repunte existirán unos fuertes lazos. Así ha pasado en otros momentos de la historia económica. No me cabe ninguna duda que el propósito de esta crisis artificial es la rebaja de costes operativos, si tiene que ser así actuemos en grupo y todas las partes saldremos ganando. El sufrimiento y la desmembración de la sociedad se pagan muy caros.

Líderes tienen que haber, es imposible que ese carácter se haya perdido. Tal vez les tachemos de excesiva personalidad incluso de problemáticos. El líder no se doblega fácilmente, sobre todo ante la mediocridad reinante. Tampoco quiere ser nombrado por la estructura, requiere serlo por aclamación.

En el mundo empresarial demandamos nuevos líderes cuya trayectoria no se acabe con un cargo. Queremos líderes dispuestos a formar grupos que defiendan los intereses de todos, dispuestos a quemarse por todos si hace falta. Sin ellos el grupo no encuentra la estructura para encontrarse.

No le quepa la menor duda a nadie, sin unión sufriremos mucho. Hay que buscar el sentimiento de grupo alrededor de líderes para salir adelante. Líderes del mundo, ¡manifestaros ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: