Un mercado de competencia perfecta mediante redes sociales dedicadas

por -roliver TDC

Todos sabemos que el mercado perfecto es -paradójicamente- uno de los más imperfectos. Es un mercado transparente, toda la información está al alcance de todos los agentes del mismo. Se produce una distribución equilibrada entre los agentes. Es tan perfecto que nadie puede imponer un precio al equilibrarse oferta y demanda por las fuerzas naturales del mercado, sin manipulaciones artificiales.

Las redes sociales, con una inmensidad de personas y empresas conectadas mediante ellas, puede ejercer de base para esa situación de competencia perfecta o parecido. Vamos a desarrollar el supuesto (las redes pueden ser nuevos productos dedicados al intercambio comercial, no tienen que ser las que todos utilizamos en la actualidad).

Cuando alguna empresa quiere realizar una compra, busca en la Red a proveedores y/o productos. Se informa de las opciones, de la oferta y de sus proveedores, de casos en el mercado, etcétera. Contacta con algunos de ellos dejando fuera a otros muchos, tal vez a los mejores o a los peores. Se imaginan si pudiésemos contactar con todos los proveedores del mundo de los productos/servicios que se requieren. Miles –si no millones- de propuestas, llamadas, correos electrónicos: inviable. Otra posibilidad, enviamos nuestra demanda a un centro de selección que, siguiendo una serie de criterios del comprador (nº de Clientes, precios, garantías, experiencia, proximidad, certificados, etcétera), establece un conjunto que parecen los más adecuados, una lista corta de 10 y otra lista que -con una presentación multimedia- se pueda extraer una buena percepción de las virtudes del potencial proveedor. Otra posibilidad, esta más proactiva, es que antes de que se produzca la necesidad o deseo de compra, ya se pueda acceder a cierta información para que se conozca el potencial de cada ofertante potencial. De este modo, podemos acceder a un número mayor de información, lo que siempre provoca mejores precios y más calidad. En un primer vistazo podría pensarse que este sistema favorecería a los grandes o a lo globalizados, pero no es así, más bien al contrario, favorece al que tiene más dificultades para llegar a los mercados.

Igualmente, también se podría crear redes de colaboración profesional, acuerdos entre empresas y profesionales que pueden lograr el mismo alcance de una gran empresa, pero con más flexibilidad. En lugar de productos o servicios, profesionales dispuestos a colaborar en proyectos o formar -temporalmente-  parte en los equipos de la empresa.

Las empresas se han ido formando poco a poco, incorporando profesionales según aparecían demandas internas. Lógicamente hay una casuística muy amplia, pero los equipos formados no son perfectos. Crear equipos a partir de profesionales conocidos y que están disponibles a través de redes específicas  para formar grupos de trabajo muy efectivos es el futuro, sin duda. El sistema tradicional es muy lento y poco operativo. ¡Por un nuevo mercado laboral!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: