Otros horarios de trabajo para el avance de la economía

por -roliver TDC

Para conseguir una agenda ideal para la persona y productivo para el profesional (y/o su empresa) se requieren dos cosas: libertad de selección de tareas y disciplina (y profesionalidad), parece una contradicción pero no lo es, deben ir necesariamente juntas.

Una de las cosas que me gustan de Alemania es su disciplina. Podría parecer excesiva, pero no lo es. Es una mezcla entre profesionalidad y lo que es lógico hacer. Me comentó un Cliente que -en su urbanización- un propietario alemán se pasó por todos chalets para pedir opinión sobre una pequeña obra en su parcela que tenía pensado realizar y no era para cumplir la ley, era por si a algún vecino no le parecía adecuada la modificación. ¡Cómo aquí! Son reglas de convivencia que facilitan la vida: los trenes salen y llegan a la hora, si alguien tiene que hacer obra lo comunica al resto de vecinos, etcétera. ¡Vamos!, un país serio.

Cierta disciplina es necesaria para la convivencia y el progreso, es una norma imprescindible. Nuestro sistema de vida no está estructurado para el trabajo, en caso contrario las televisiones terminarían la programación normal a una hora razonable. Esta afirmación puede parecer rígida y un tanto “carroza”, pero para los tiempos que vienen será necesaria su aplicación. ¿Quién puede acostarse asiduamente a las 2 de la madrugada y al día siguiente trabajar con normalidad?

El horario o mejor dicho, la agenda diaria debe estar entremezclada de temas. Asuntos profesionales, personales, familiares y de ocio entremezclados en el tiempo. Está demostrado que es así como se consigue la mayor productividad. De hecho todos sabemos que en el cambio está la virtud. Mantener la atención a lo largo de ocho horas es imposible, es una costumbre laboral que viene de otros tiempos en los que la productividad humana se comparaba a la de las primeras máquinas.

Si hacen la prueba, si mezclan los temas, si dedican su cerebro a diferentes objetivos por horas, apreciarán que en cada arranque del nuevo momento intradía su mente despierta y se interesa.

La mayoría podría decir que sus horarios son de ocho horas y que no pueden acudir a mi propuesta. Una de las ventajas (tal vez de las pocas) de la situación en la que estamos entrando es esa. La flexibilidad laboral mejorará y con ella la autodeterminación personal.

Algún día los contratantes se percatarán que pueden obtener más redimiento de los contratados si permiten que éstos se organicen sus tareas a su forma siempre que tengan claros los objetivos. Decía Pío Cabanillas padre que: lo que no haces en la primera legislatura ya no lo haces en la segunda. Parafraseándole podríamos decir que: lo que no haces en cuatro horas, tampoco lo harás en ocho.

En definitiva, libertad de agenda, objetivos claros y concretos y siempre mucha…profesionalidad.

2 comentarios to “Otros horarios de trabajo para el avance de la economía”

  1. La flexibilidad bien entendida hace milagros productivos. Saludos @pacovazquezh

    Me gusta

    • Paco, sólo matizaría que, flexibilidad por parte de la empresa y responsabilidad por parte del empleado, así la productividad está garantizada. Estamos de acuerdo.

      Gracias por tu comentario y saludos,
      Rafael

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: