Hacia un mundo laboral sin trabajadores y por lo tanto, un mercado sin Clientes

por -roliver TDC

El pasado sábado vi un programa en la tve2 http://www.rtve.es/alacarta/videos/agrosfera/ sobre el mundo agrícola y ganadero. El reportaje hablaba sobre la automatización de tareas en esos sectores. Las innovaciones eran de dos empresas españolas. La primera era un sistema de ordeño automático por robot (http://www.delaval.es/), totalmente desatendido. Cuando las vacas lo creen oportuno por alguna motivación natural (por la cantidad de leche que ha generado el animal o por la búsqueda de la comida especial que les ponen en esos sistemas, ¡conductismo vacuno vaya!) se introducían en la canalización específica y el sistema les conectaba automáticamente a sus ubres las válvulas de ordeño (a la hora del día que sea y cuantas veces quieran).

El otro reportaje era un sistema que determinaba si las fresas/fresones estaban en su punto de recolección, las cortaba de la mata (en un invernadero con buenas vías para el paso de la máquina) y las llevaba hasta las personas que sentadas sobre el vehículo las terminaba empaquetando y dejando listas para su comercialización. De la mata a la bandeja de embalaje con dos personas (Agrobot http://www.agrobot.es/ ).

Siempre he sido partidario del avance tecnológico y de la productividad, pero llegará un punto en el que la intervención humana no hará falta en absoluto. ¿Qué haremos entonces? Sí, yo también he dicho que hay que dedicarse a las tareas que añaden valor, pero ¿podemos dedicarnos todos?, ¿estamos todos preparados para esos trabajos?

He leído los libros de Rifkin (El fin del trabajo y siguientes…) pero así y todo me quedo sorprendido y preocupado. He escuchado otras propuestas que hablan de un mundo en el que todos no podremos trabajar y habrá que crear un marco en el que unos tengamos que subvencionar a los que verdaderamente no puedan para que realicen otra tareas de interés común. Ya no se trata de salarios mileuristas, se trata de que no hay posibilidad de ocuparnos dignamente a todos. En los países nórdicos hay modelos que pueden funcionar. Financian algunas tareas o ciertos comportamientos de los ciudadanos. Hay varios países que pagan por hijo, por ejemplo. Desde luego no hay una solución clara. Tal vez la única solución sea volver a lo natural, como esas comunidades Amish estadounidenses que no contemplan los avances tecnológicos y por lo tanto tienen una vida sencilla, pero todos tienen trabajo y, posiblemente hasta son felices.

Hay autores y colectivos que comentan la necesidad de otra economía que resuelva la disyuntiva del desarrollo tecnológico y la cifra de paro. Tratan de hacer ver que una economía con la mitad de la población en edad laboral desempleada no puede funcionar. Las mejoras en productividad deberán dedicarse -en parte- a financiar ciertas actividades de los ciudadanos en beneficio del conjunto (¿no es eso lo que hacemos con los bomberos?) o nos podemos encontrar con una economía con pocos empleados, autónomos, empresarios, pero sobre todo sin Clientes para los productos que se han fabricado desatendidamente.

Anuncios

2 comentarios to “Hacia un mundo laboral sin trabajadores y por lo tanto, un mercado sin Clientes”

  1. La economía, como la física, descubre a menudo cosas que parecen anti-intuitivas, ya sabes. Por ejemplo, para una persona del siglo XVIII (para no irnos muy atrás) decirles que sólo el 3% de la población actual se dedicaría a la agricultura y ganadería hubiera sido cosa de risa, cuando entonces ocupaba a más de la mitad y con creces. En esa misma época decir que buena parte de la población podría trabajar de social media managers, ingenieros de SW o simplemente electricistas hubiera sido totalmente incomprensible. La innovación tecnologica y sobre todo la otra innovación en gestión y proceso de la que escribías el otro día es la que permite que esto vaya cambiando y que siempre haya clientes: porque además, sino hay clientes es que el Sáhara ha llegado ya. ¿Qué a menudo nos entra añoranza de ese mundo bucólico y pastoril, tan bonito como falso? Por supuesto. Por cierto, genial el anuncio de Aquarius y la “lonja” de pueblitos bonitos. La web es “una caña”, muy recomendable (y esto no es publicidad).

    Me gusta

    • Antonio, no temo a la resolución final del problema. Supongo que la transformación del mundo en el que vivimos aportará una solución al proble del paro y de la calidad de vida. Lo que verdaderamente temo es la transición de un modelo a otro…
      Saludos,
      R.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: