Por un nuevo turismo. No es el número de turistas lo que importa

por -roliver TDC

En el turismo hay diferentes posiciones competitivas y cada uno debe dirigirse a su público objetivo. Nunca hay que olvidar quien eres. Si no eres Montecarlo, ni Roma, ni París, ni Sevilla, ni otros lugares turísticos y/o exóticos, lo mejor es que no te orientes a un segmento por el nivel económico. Tu ciudad se llenará de gente que no aporta mucho -económicamente hablando- incrementando los costes del ayuntamiento en aquellos servicios que no cubren sus costes (que son muchos).

Lo que se debe hacer en enfocarse a nichos concretos creando una oferta específica para ellos si es necesario. Por ejemplo, en mi ciudad existe un buen volumen de turismo de congresos. Supongo que es por los precios que se ponen debido a un exceso de espacios para celebraciones, pero bueno, hecho el mal es lógico intentar llenarlos como sea para amortizarlos. Ese es un nicho.

Hay otros nichos de personas que están dispuestas a viajar a cualquier lugar del mundo con tal de poder disfrutar de su afición o de temas alrededor de su profesión y es ahí donde hay que poner la creatividad e imaginación a funcionar. No podemos competir con las mismas armas de otras ciudades del mundo con mayores elementos turísticos, pero si en tu ciudad se vive bien, con calidad y tienes una infraestructura hotelera, piensa que aficiones se podrían concentrar aquí durante varios momentos del año y comunica a ese nicho tu posicionamiento y oferta.

Para los que puedan estar pensando en que la F1 podría ser un ejemplo, ya les avanzo que no es válido porque Bernie no deja nada para la ciudad y la visibilidad que aporta es muy cara. Tenemos otras opciones como la gran ventaja histórica en la fabricación del papel y posteriormente en su impresión que acabó posibilitando la literatura y ahora con soporte electrónico (estamos hermanados con Maguncia por eso). Nos gastamos un dineral en un espacio para la opera y la música sinfónica que no es competitivo con el resto de plazas que congregan a los aficionados mundiales. Si el posicionamiento se enfoca a un segmento por capacidad económica (media-baja), vale la pena segmentar por públicos más concretos y pequeños creándoles una oferta totalmente enfocada a ellos, aunque sea de forma temporal. Por cierto los que viajan por un motivo, luego quieren complementos que estén a su nivel. Hay que tenerlo en cuenta.

Anuncios

2 comentarios to “Por un nuevo turismo. No es el número de turistas lo que importa”

  1. El análisis completo, bien lo sabemos, incluiría muchas más carencias que de remediarse podrían enfocar esos nichos turísticos más adecuadamente. Valencia es una ciudad incómoda para el turista en que para muchos comercios, sobre todo hosteleros, todavía predomina la sensación del “ave de paso, cañasso”. Todos los adjetivos que se consideraron en la redacción del plan estratégico se desecharon o fueron humo simplemente. Valencia ciudad financiera (en serio), ciudad verde, ciudad del conocimiento, ciudad de congresos y playa, ciudad festiva… ahora vienen los de la Smartcity, que aunque sea otra cosa su implementación debería influir en su configuración futura. Creo que la ciudad tiene muchas posibilidades turísticas por razones climáticas, monumentales y geográficas pero cuando sales fuera, da igual el tamaño de la ciudad o su ubicación, tienes la sensación de que aquí jugamos en segunda o tercera división. Pese a las oportunidades perdidas de la copa América, la F1, la Ciutat de les Ciencies y todo lo demás. Lo bueno además es que la clave es muy sencilla: en la medida que los propios ciudadanos de la ciudad la vivan y la disfruten, así lo harán los turistas y así la recomendarán. Por tanto toda la acción política municipal debería ser esa, que sus habitantes la valoren entre las primeras ciudades del mundo por calidad de vida y disfrute callejero. Empezando por reconvertir el monstruo de las Fallas, por ejemplo.

    Me gusta

    • Desde luego el posicionamiento turístico no es fácil. Valencia tiene una serie de fortalezas que sólo atraen a cierto tipo de gente. Conozco a una empresarios valencianos que van a Montecarlo todos los años en barco para ver la F1 y siempre me comentan que nunca vendrían a quí a ver la F1. la causa es que los complementos no corresponden. Hay una red mundial de ciudades de los libros y las gentes las visitan. Hay que pelear nicho a nicho. Hay nichos para motards, para gays, para aficionados a la náutica, maratonianos, músicos, así hasta mil… Hay que crear experiencias más allá de los conciertos de tres días, a los que -por cierto- viene mucha gente.

      Valencia tiene de todo, pero poco. Pero no hay un motivo suficiente para que venga cierto tipo de turismo. No tenemos un casco antiguo excepcional para ver, no tenemos casinos, ni grandes restaurantes. No tenemos a Gaudí, ni el Museo del Prado, ni el Barrio de Santa Cruz. Lo diferencial de Valencia es que se vive bien. Por eso los que vienen a trabajar aquí nos e quieren ir.

      Lo que falta es imaginación…

      Gracias Anthony y saludos (desde donde vive el calor…a pesar de que el alcalde sea ruso)

      Rafael

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: