Los estudios de medición de audiencias (o de asistentes a las manifestaciones)

por -roliver TDC

Aunque nadie conozca ningún hogar en el que tengan su televisor conectado a un medidor de audiencias, los expertos aseguran que existen y yo no lo dudo, pero es el secreto mejor guardado del mundo. Seguro que tampoco conocen a nadie al que le hayan llamado para una oleada de estudio de audiencias de emisoras de radio, aunque los que las realizan comunican sus resultados varias veces al año. Con los resultados de cada oleada los medios opinan su posición y lo hacen al estilo de los partidos políticos después de unos comicios: ¡Vaya! Que todos han ganado. Uno es el que mas sube en abril, el otro el que menos ha bajado y el mismo sigue creciendo aunque sea base de comprar emisoras. Lo importante es no dejar cuota publicitaria a los nuevos. Si quieren promocionar un programa lo pondrán después de un programa popular para para chupar audiencia de otros o le subirán el volumen para que le despierte al comienzo del programa o montar una discusión en el programa para que aparezca en los otros medios o en los zappings, de forma que si le preguntan si ha visto u oído ese programa le parezca que la respuesta debe ser afirmativa.

Sin ningún tipo de involucración política, en las manifestaciones pasa lo mismo. Siempre hay tres emisores de resultados: el interesado en que sean muchos, el interesado en que hayan pocos y un tercero que aplica un índice corrector que se queda entre los anteriores. Se han desarrollado sistema de determinación del número de asistentes mediante visión artificial que realizan estimaciones muy ajustadas a la realidad, pero no les conviene a los convocantes ni a los que las quisieran disolver. Para mentir es mucho más adecuado no tener matemáticos de testigo. La verdad es que los que proclaman los resultados de asistencia a las manifestaciones no son aficionados al fútbol, en caso contrario habrían visto un estadio de cien mil almas lleno y podrían visualizar a esa masa cívica en el plano, es decir cien mil personas en una calle amplísima – altura del estadio 50-70 metros- y  que ocuparían 400 metros  de longitud, que serán 800 metros si la calle tiene la mitad de ancho. Esas cifras de un millón o más son –simplemente- falsas. Serían diez o quince estadios en la calle.

La exactitud de las medidas que tienen trascendencia pública y/o empresarial, deberían estar más contrastadas y su metodología mas refinada y estructurada. Estamos muy acostumbrados a creernos lo que nos dicen sin pensamiento crítico. Este es un problema que va mucho más allá de la medición de las audiencias.

 

2 comentarios to “Los estudios de medición de audiencias (o de asistentes a las manifestaciones)”

  1. Falta cultura matemática, que implica cultura de análisis crítico. Es más interesante para el pueblo vivir en la inopia.

    Me gusta

    • Es cierto Francisco, falta cultura matemática y económica. Cualquiera puede plantear algo inverosímil y nadie lo cuestiona o profundiza. Por ejemplo. si alguien “detrae” 22 millones de euros para una función secundaria y particular, cuánto habrá sido para la principal a financiar…
      Efectivamente falta pensamiento crítico en todo y en todos.
      Saludos y gracias por comentar,
      Rafael

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: