Es necesario elevar el nivel de gestión: aquellos sistemas que comentamos y que nunca implementamos

por -roliver TDC

¡Hay que hilar fino! Ya no queda otro remedio. Todos aquellos métodos y sistemas que comentamos, aquellas metodologías, ese análisis en detalle, las relaciones ocultas entre las variables clave, la gestión del talento, la Voz del Cliente, la inteligencia competitiva y tantos otros puntos en los que deberíamos haber puesto nuestro foco y que nunca nos decidimos a poner en marcha porque creíamos que no eran propios de las pymes, ahora se tendrán que implementar.

El nivel de información existente en una empresa y su entorno competitivo en este momento es brutal. Se podría pensar que el inconveniente principal para uso es la inexistencia de sistemas de información de cierto nivel que integren la inmensidad informacional y pueda ser manejada de forma sencilla. Pero -realmente- el problema no es ese. Cada vez hay más sistemas que simplifican el manejo de la información, por ingente que sea ésta (los sistemas de Big Data resuelven el tema, en un momento en el que todos están en contacto con nosotros por diferentes medios (redes sociales, entre otros medios) creando información de valor a tratar. El problema está en la falta de analistas y esta cuestión es la causante de la ausencia de sistemas de análisis.

Hemos vivido entre sistemas de gestión muy laxos, guiados por la intuición que, aunque sea un sistema decisional basado en la información disponible, no es realizado de forma consciente ni estructurada, así que no pide más información u otra visión, se decide con lo que la intuición determina y la habilidad innata de cada uno es el único sistema.

Lo correcto es usar los dos sistemas: la intuición y el análisis estructurado, entre otras cosas porque el segundo factor afina la primera aunque sea- como hemos dicho- en un proceso inconsciente.

Cuando analizamos los mercados, las preferencias   de los Clientes, los puntos de contacto, su comportamiento, etcétera, descubrimos unos tesoros inmensos que con frecuencia diaria despreciamos. Los sistemas actuales proporcionan una sencillez y una facilidad de cambios de puntos de vista que permiten una toma de decisiones intuitivamente informada. Ahí radica la diferencia entre los decisores normales y los excelentes: necesitan “pasar por delante de su intuición” una gran cantidad de información estructurada. El sistema prueba y error hará el resto hasta convertirse en un magnifico decisor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: