El reconocimiento de patrones de los visionarios. ¡Por eso son diferentes!

por -roliver TDC

Una de las cosas que me motivan a leer libros de dos o tres décadas atrás es la admiración por aquellos que son capaces de vislumbrar el futuro con pocas pistas, de reconocer patrones del comportamiento humano como si estuvieran viendo el mundo desde la Luna y fácilmente se apreciara el polvo que levanta los movimientos de la humanidad. En un documental de la 2 de TVE sobre S. Jobs (1955-2011) que se basa en una entrevista antes de su vuelta a Apple se ve con claridad meridiana que Jobs era uno de esas personas. No debió ser fácil trabajar con él, pero estar en su club representó un gran reto a todos los grandes profesionales que estuvieron en sus equipos y hay opiniones para todos los gustos, pero para todos fue una época de gran intensidad y supuso una experiencia vital.

Comentaba Jobs que las compañías necesitan personas que lleven las ideas a productos y que cada vez hay menos de éstas (cuestión clave para la innovación). Cuando un producto tiene gran potencial comercial los grupos de marketing y ventas asumen la responsabilidad total y lo convierten en un gran éxito de mercado.  Este proceso acaba olvidándose de quién lo hizo verdaderamente posible y destruye a los equipos que se dedican a tener buenas ideas y a los que la traducen al mundo concreto. Otro de los patrones de comportamiento que Jobs mencionaba era el de intentar repetir éxitos pasados. Cuando una compañía obtiene un éxito se empeña en repetirlo, aunque sean con productos que no tienen nada que ver, es como si sólo existiese un camino y vayas donde vayas tienes que recorrer la misma ruta. Es un gran error. Las compañías innovadoras están creando nuevos productos con nuevos formatos y/o para nuevos segmentos y/o comercializándose por otros canales, etcétera, de manera constante. El pasado no escribe el futuro, ese es el principio innovador que les guía.

¡Qué gran tipo! Se sabía rodear de grandes profesionales muy superiores al estándar, consideraba el error como una herramienta de avance y no tenía ningún problema en admitir lo bueno procediese de donde procediese. Tal vez, hasta le vino bien la acción de Sculley apartándolo de Apple después de haber sido quién le contrató y llevo a su empresa.

Desde luego fue singular, sólo le gustaba lo que estaba por venir pensando en el usuario. Como prueba del “9” de su valía diferencial  se fue pronto, como todos ellos.

3 Responses to “El reconocimiento de patrones de los visionarios. ¡Por eso son diferentes!”

  1. Apple ha sido además el ejemplo de que innovar con éxito no es inventar desde cero, sino seguir una pista ya recorrida y saber darle el definitivo empujón al conectar con su clientela. Que a más abundamiento, en buena medida convirtió en fieles a una marca mucho más allá de una simple compraventa, lo que muy pocos otros han conseguido.

    Me gusta

    • Siempre he oído a los partidarios de Apple y no entendí bien su forofismo hasta que he manajeado un producto Apple. Lo que tú piensas que debería ser, ellos ya lo han implementado.
      No sé si mantendrán el estilo Jobs, pero -verdaderamente- entienden al usuario.
      Saludos y gracias,
      Rafa

      Me gusta

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: