IoT (Internet of Things): la Internet de las cosas

por -roliver TDC

modelo negocio3IoT es el acrónimo que utilizan los anglosajones para esta línea tecnológica que en el futuro tendrá una gran presencia en nuestras vidas, en una mayoría de ocasiones para ayudarnos y en otras para complicarnos la vida. El balance de su aportación será positiva, pero lo que es innegable es que cambiaría nuestras vidas personales y profesionales.

En definitiva, esta tecnología propone y facilita la conexión (de diferentes formas, como las etiquetas RFID -pasivas hasta ahora, pero en un futuro activas-, etc.) de los objetos comunes y cotidianos que nos rodean a Internet, por lo que se puede gestionar su localización, consumo, situación respecto a alguna variable controlable, etcétera. las consecuencias son claras: los robos, la gestión de stocks de millones de productos, compras automáticas y un sinfín de cuestiones más cambiarían de forma radical. Se gestionarían una serie de eventos programados que lanzarían alarmas o lanzarían programas que determinaría lo que hay que hacer (avisar a la policía, preparar un nuevo envío, reponer material, lanzar nuevas órdenes de producción etcétera).

Estos avances nos quitan trabajos rutinarios y aumentan la eficiencia en la producción, no cabe duda, pero también puede tener una parte negativa si ese ahorro de tiempo no sirve para aumentar el tiempo a nuestra disposición y debe dedicarse para cuestiones que no son fruto de nuestra voluntad.

Neveras, zapatos, libros, conservas, bricks, lámparas, automóviles y mil cosas más tendrán una relación con algún gestor que nos aportará información sobre su uso, su relación con nuestra dieta y salud, hábitos, localización, protección, etc. Los avances en este área se plasmará en lo que los proponentes de esta tecnología llaman spimes que -según Wikipedia- “tienen una identidad única legible digitalmente; son localizables y trazables; pueden ser buscados desde buscadores; reciclables; diseñados y almacenados virtualmente y en muchos casos pueden ser fabricados por el propio usuario”.

Millones de cosas se nos va a ocurrir cuando comprobemos las primeras instalaciones prácticas de la Internet de las cosas, inmensas cantidades de procesos humanos que se automatizan y nos permiten olvidarnos de ellas, de reponerlas, de tirar alimentos caducados por olvido, tener que buscar aquella cosa o la otra.

A mí me parece muy interesante, muy útil y productivo, pero tengo que pensar en qué voy a emplear mis procesos mentales que ahora dedico a esas tareas, no sea cosa que se vayan a perder esas neuronas.

Anuncios

2 comentarios to “IoT (Internet of Things): la Internet de las cosas”

  1. Tal como lo planteas, parece que se convertiran en el Gran Hermano del consumismo. Llegarán hasta donde nosotros queramos

    Me gusta

    • Arturo, habrán cosas buenas y cómodas y otras demasiado intrusivas. Si utilizan la información en forma genérica será positivo, si la utilizan para conocer tu comportamiento personal tendremos problemas. Es como pasa con casi todo, dependerá del uso final que se le de. Tal vez están pensando e nuevas generaciones que nazcan bajo ese tipo de vida más monitorizado.
      Saludos y gracias por comentar,
      Rafael

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: