¿Dibujas modelos de negocio o los pones en marcha?

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogHay dos tipos de emprendedores, los que sólo dibujan estrategias en el Powerpoint o en un flip chart con el esquema de Osterwalder pre-impreso y moviendo post-it’s de una casilla a otra y los que son capaces de activar lo planificado.

Los primeros son los que se centran en el modelo como fin. Si no llegan los resultados no pasa nada, cambiamos el post-it rosa a la casilla nº 3 y pivoto porque me toca. ¡Qué no pasa nada, pivotar (cambiar algunos aspectos de la especificación del modelo manteniendo el núcleo) es bueno! Aún nos quedan 28 post-its por mover, podemos cambiar el modelo de negocio hasta que acertemos o -lo más probable- se acabe el dinero del emprendedor. Eso se llama la estrategia del reloj parado, que -sin hacer nada- cada día da dos veces la hora exacta, otros dirían “a ver si suena la flauta por casualidad”.

No critico el modelo Canvas de Osterwalder, sino a la cantidad de inexpertos estrategas que juegan con el dinero y el ánimo de los emprendedores. Basándose en su bisoñez conforman modelos que en el papel quedan muy bien, pero su sencillez no tiene en cuenta la realidad: el mercado es un sistema complejo y la dinámica entre las variables obliga a abandonar cualquier visión lineal. A este modelo han acudido cientos de pseudo estrategas que hablando con asertividad y sin ninguna experiencia empresarial demostrable convencen a los emprendedores de sus recomendaciones sin un solo modelo que haya funcionado en su curriculum vitae.

Canvas Osterwalder

El modelo de negocio es un valor diferencial, hay que tenerlo claro antes de empezar. Luego se podrá estructurar bajo cualquier método -el que más te guste-, pero lo importante no es el modelo que cualquiera podrá completar hasta que parezca que tiene toda la coherencia del mundo. El papel lo soporta todo, siempre ha sido así. Lo verdaderamente meritorio -por su dificultad- es poner en marcha el modelo de negocio y en este punto sólo te sirven los que saben y han recorrido esa intrincada ruta con anterioridad. Para esta misión se requiere otro tipo de metodologías que son las que te acompañan en la ruta por la jungla.

Veo algunos casos de emprendedores que tienen una gran ilusión con su esquema de modelo de negocio, Con su lógica, sus colores, sus casillas, su orden, todo parece alcanzable, pero entonces, cuando llega el primer lunes operativo empiezan los problemas, a los pocos meses empiezan con un post-it hacia aquí y otro hacia allí. Nadie les dijo cómo ponerlo en marcha y ellos tampoco lo saben. Bueno, siempre puedes pivotar, cambia la orientación del negocio o -también- puedes buscar la segunda ronda de financiación.

El emprendedurismo es clave para el futuro desarrollo de la economía, pero si no lo hacemos correctamente acabaremos creando una nueva burbuja, la del emprendimiento. De hecho, ya se ven las primeras pompas. Siempre pasa lo mismo, cuando aparece una timba nueva, todos los tahúres del Mississippi acuden al encuentro y parafraseando lo que dicen los jugadores de póker: “si a la quinta mano no sabes quién es el primo, es que –el primo- eres tú”, ahora podríamos decir: si a la quinta ocasión que tengas que pivotar no tienes suficiente facturación es que te han tomado el pelo con el modelo.

Todos las estrategias, planes y modelos están en los libros, la implantación en el mercado de la propuesta de valor o activación de lo planificado que hace cada empresa es donde radica el valor diferencial, el resto son cantos de sirena.

Anuncios

5 Responses to “¿Dibujas modelos de negocio o los pones en marcha?”

  1. ¿Ningún viento es favorable para quién no sabe a qué puerto se dirige? Gracias Rafael, por ser tan contundente 😉
    Me gustan tus entradas breves e interesantes.
    Ayer justo publicaba un inversor americano, sobre que antes del modelo de negocio hay que tener una estrategia: http://www.avc.com/a_vc/2013/06/product-strategy-business-model.html
    Saludos,

    Me gusta

    • Juan, en este maremágnum de gurúes ya no sabemos dónde estamos. La parte estratégica es fundamental para saber quién eres y lo que quieres, pero sin la parte táctica no llegas a ningún sitio. Sólo faltaba Risto Mejide para completar el equipo titular…

      Interesante el link que además tiene razón.
      Saludos,
      R.

      Me gusta

  2. Muy oportuno este post. Llevaba tiempo pensando exactamente o mismo. La mayoría de los afectados por la pérdida de su empleo han aprovechado su indemnización para poner en marcha una idea. Son emprendedores “forzados”, pero no lo llevan en la sangre. Son los candidatos perfectos a caer en las garras de asesores sin experiencia, cuando no perros de presa dispuestos a chuparles la última gota de esperanza.

    La eterna pregunta: el empresario, ¿Nace o se hace?

    Me gusta

    • José, no puedo asegurar si el empresario nace o se hace, lo que si puedo decir que hay quien nace para director técnico y si lo pones de gerente todo va mal, la gestión y la técnica. Hay muchos jóvenes con la voluntad de crear proyectos empresariales y no saben cómo y los que les asesoran -normalmente- tampoco. Es una pena porque les necesitamos, pero el formato hay que cambiarlo o algún listillo se llevará el dinero de todos los emprendedores.
      Gracias por comentar y saludos,
      Rafael

      Me gusta

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: