El “unaninismo” está matando a la sociedad y a los estudios de mercado

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogPermitidme que me salga un poco de los temas habituales, pero es que sin sociedad no hay economía ni marketing ni ventas. Leía hace unas semanas este concepto en una revista, hacía alusión a quien cree saber lo que piensan el resto de conciudadanos y al final le sale el tiro por la culata. Recientemente lo utilizaba Javier Cercas citando a Rosa Congost, aunque ella asigna Pierre Vilar el término. Se trata de la tendencia gregaria y un tanto borreguil que tenemos las personas delante de la masa, pero que después no se corresponde con la verdad -una vez en nuestra casa- de nuestro pensamiento ni actuación. Lo políticamente correcto ¡Vamos!

Lo vemos en todos los órdenes. Las personas tenemos miedo a expresar nuestra verdadera opinión. Hay una coacción social que obliga a no salirte del contexto, a no ser crítico, a creerte lo que sea. Claro que el efecto dura poco.

Los gabinetes de prensa e imagen personal están creando perfiles ficticios sobre personajes populares o empresarios de éxito que cuando los conoce con mayor profundidad ves que no hay nada, que sólo era una imagen artificial creada a golpe de asesores, cierta prensa y pelotas sociales. ¿Por qué asignar el éxito de una empresa a una sola persona? Eso –normalmente- no es así, una cosa es el mérito emprendedor y otra la causa del éxito. Si quieres saber la verdad pregunta a sus empleados y no te creas sus artículos en la prensa que no los han escrito ellos y con eso lo digo todo. Seamos críticos (no envidiosos) no nos lo creamos todo y así no tendremos que opinar en falso. La adulación a ciertos personajes públicos no ayuda a crear una sociedad mejor.

Los estudios de mercado hace tiempo que se bajaron de su cenit, ya no se los cree nadie. Puedes preguntar lo que quieres que yo te responderé lo que me parezca, aunque -cuando llegue a enfrentarme a la góndola del supermercado- haré lo que quiera, posiblemente lo contrario de lo que te comenté. ¡Qué alta traición! Sería mucho mejor que me hubieses dicho la verdad, aunque no fuese de mi gusto.

familia2

Se adivinan nuevos tiempos más sinceros, más auténticos, sin tanta mentira y amateurismo engolado. La única duda que tengo es cuál será el elemento disparador de tal evento y si provocará un agravamiento de la situación aunque sea para abrirse a una sociedad más justa e inteligente.

Cuando la opinión es unánime algo pasa, algo está enfermo, algún miedo hay en plaza. Lo normal es la discrepancia civilizada, la controversia inteligente, el espíritu crítico, la discusión formativa. En definitiva, la universidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: