Diagnóstico -previo al intento exportador- que toda pyme debería realizar

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogSomos una mezcla de culturas y pueblos, si alguna característica nos explica es nuestra capacidad para viajar, para cambiar de ciudad guiados por un motivo profesional o personal. Llenar nuestra vida de experiencias ha sido siempre una querencia de los pueblos que nos componen: Fenicios, Cartagineses, Omeyas, Judíos, entre otros. Nosotros llegamos hasta América buscando nuevas rutas mercantiles. Llevamos el comercio en la sangre y lo que no se nos puede negar es que ir a vender fuera es natural en nuestro perfil base como personas. Es evidente que los tiempos han cambiado, que las reglas del comercio internacional no se parecen nada alas de los tiempos referidos anteriormente, que la estructuración comercial es más compleja y que no estamos en los tiempos del comercio de especias, pero no debemos renunciar a lo que somos: pioneros, navegantes,  comerciantes y ese perfil tiene un gran valor si lo actualizamos al s. XXI si lo sabemos orientar.

Que necesitamos exportar o el siguiente paso lógico -la internacionalización-  es incuestionable sobre todo cuando los mercados internos están desaparecidos en combate. Todas las empresas deberían evaluar su capacidad exportadora, puesto que -desgraciadamente- no todos pueden exportar y menos internacionalizarse. Hay una gran mayoría de pymes que no tienen el perfil competitivo para vender de forma sostenida en el exterior, pero otras muchas pueden hacerlo ya o con un relativo breve proceso de mejora. Lo que no funciona son los experimentos. El intento exportador hay que realizarlo de forma seria, al estilo “Cortés”: si voy lo hago sin posibilidad de vuelta atrás a las primeras de cambio.

Recomiendo realizar un diagnóstico del perfil exportador donde se analicen los productos de la empresa, sus características, sus precios, sus competidores por países, la dificultad de la distribución, etcétera, y partir de ahí tomar una decisión de exportar y dónde hacerlo en caso afirmativo. Hay otro requisito que en estos momentos es dificultoso, pero absolutamente necesario que es la dotación financiera para el intento exportador. No se puede realizar con la intención de hacerlo con cuatro euros, eso está claro que no funciona.

Toda empresa debería realizar el intento exportador que comienza con el diagnóstico y en el caso de que resultase negativo tiene dos opciones: la mejora para obtener un diagnóstico positivo posterior y como consecuencia poder armar el intento exportador o, resignarse al mercado nacional reforzando su posicionamiento actual.

4 comentarios to “Diagnóstico -previo al intento exportador- que toda pyme debería realizar”

  1. Sin duda alguna la cuestión abordada en este post pone el dedo en la llaga del déficit por cuenta corriente, corregido de una manera un tanto engañosa en los últimos años: la caída de la renta media ha causado una caída en picado de las importaciones, a la par que las exportaciones se han mantenido debido a que las economías receptoras de nuestras exportaciones no han padecido cambios tan drásticos como los ocurridos en España.
    Es decir: somos más pobres para importar, por lo que las exportaciones, sin crecimiento significativo corrigen la balanza. Pienso que una de las principales carencias de la filosofía empresarial en España es la falta de una verdadera mentalidad de colectividad, muchos pequeños pueden alcanzar la masa crítica de un grande para competir. Mirarnos en el espejo de Alemania nos devolvería una imagen más práctica a la hora de afrontar un verdadero cambio en la economía Española, cambiar el individualismo por unas pautas de colectividad cooperativa sería muy positivo a mi entender. Tenemos en España un ejemplo de lo que puede llegar a suponer una mentalidad colectiva: El Grupo Mondragón, sus cuentas dejan bien claro cual es el camino a seguir.

    Me gusta

    • Manuel, verdaderamente hay muchas empresas españolas que no pueden exportar de forma competitiva, con unos años y reformas esta situación podría cambiar, pero hoy por hoy sólo se puede competir por precio y eso es un mal camino.
      Ciertamente el modelo cooperativo Mondragón es un sistema muy interesante, aunque no sé si es extrapolable a otras zonas. Hay otros modelos -como el japones- que nos iría bien, pero necesitamos un cambio de mentalidad.
      En fin, que deberíamos ponernos a trabajar seriamente y abandonar ciertos hábitos y un sistema político que cooperase al desarrollo del país de verdad y se dedicase menos al trapicheo.
      Gracias Manuel por tu interesante comentario, saludos,
      Rafael

      Me gusta

  2. Desde Ontranslation, estamos totalmente de acuerdo con “que necesitamos exportar o el siguiente paso lógico -la internacionalización- es incuestionable, sobre todo cuando los mercados internos están desaparecidos en combate”. Por si te apetece pasarte por nuestro blog, nosotros hablamos a menudo sobre internacionalización:
    http://blog.ontranslation.es/category/internacionalizacion-2/
    ¡Saludos y gracias por esta entrada tan interesante!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: