Si no puedes vender en la Unión Europea es que no eres verdaderamente competitivo

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogTodo el mundo quiere exportar, todos se han convencido que si los mercados internos desaparecen hay que irse a otros. Hasta aquí todo lógico y normal, pero cuando decimos no puedo ir a vender a Europa –que es el espacio natural e interno después del propio- porque no soy competitivo con los productos de la eurozona sale a relucir un gran problema. No estamos preparados para competir adecuadamente, los años del lujo eran una falacia y propaganda política. No es que no seamos nadie ahora, es que tampoco lo éramos en 2006. He visto recientemente un documental sobre el puerto de Singapur y ha salido un almacén lleno de naranjas y ningún proveedor era español: argentinos, indios, californianos, brasileños, pero ningún proveedor español. No sé si es una conclusión acertada, pero si no somos competitivos en nuestros productos tradicionales en los mercados emergentes cómo lo vamos a ser en productos industriales y/o tecnológicos.

Para comenzar a mejorar y alcanzar la competitividad debemos reconocerlo como lo hacen los miembros de las asociaciones de alcohólicos anónimos: soy una pyme española y no soy competitivo. Sólo a partir de aquí se puede dejar de serlo.

La innovación y la investigación competitiva serán las medicinas que nos curen. La innovación en producto, la innovación en la distribución, en la gestión comercial, en los precios, etcétera, nos llevará a poder competir en nuevos mercados y aprovecharnos de nuestra posición en Europa y ser puente con los países latinoamericanos. Este es el camino correcto y no el intentar competir por precio que nos haría retroceder treinta años.

Nadie nos explicó cuál era el verdadero juego de Europa, nos parecía bien porque llegaba dinero de los países más desarrollados y creímos que eso era bueno, sin ver que había contrapartida y que era una financiación para elevar el nivel del país y del mercado interior. Sin incorporarnos a esa forma de operar –la competitividad europea general- hay sufrimiento porque no se puede mantener la valoración del euro como moneda propia.

Internacionalización, exportación

Si no somos lo suficientemente competitivos en un cierto plazo para exportar al resto de países de Europa no podremos mantenernos en el primer mundo y deberemos pasar a lo que éramos, pero sin ni siquiera ser la décima potencia industrial, que es peor todavía. El único camino es la innovación y la estructuración comercial mediante un planteamiento de cambio serio y con una voluntad férrea de conseguirlo. En el caso de no poder financiar un proyecto de este tipo, es mejor no intentarlo. No hay planteamientos de bajo coste y que logren resultados efectivos, pueden haber excepciones pero habrán contado con el azar del principiante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: