El “remarketing” te persigue en tu proceso de compra

por -roliver TDC

remarketing redes socialesSiempre ha sido así, el proceso que ha dominado el proceso comercial ha sido el de compra. Cuando creíamos que el proceso de venta era el dueño y señor era porque la situación de mercado era de demanda y eso nos hacía creer que todo dependía de nuestras acciones. En realidad, nuestra acción ayudaba a mover a los Cliente hacia delante que era -al final- lo que pretendíamos. El proceso de compra de los Clientes y el de venta de los proveedores son dos caras de la misma moneda y siempre caminan juntos aunque en asincronía, tan estúpido es creer  que éramos nosotros -los vendedores- los dueños del proceso como que ahora son ellos -los Clientes- los que de forma totalmente independiente ejecutan el proceso de compra sin influencia. En el mercado on line pasa lo mismo, los tiempos son los que son y el proceso de decisión del comprador tiene que desplegarse, siendo dificultoso que podamos acortarlo o saltarnos el orden en el que el Cliente quiere visitarnos y -por lo tanto- estar cerca del momento de la compra.

Las tasas de conversión en el mercado del ecommerce y alrededores es bajísima y es lógico que sean así. Los Clientes tienen la posibilidad de visitar muchos sites de comercio electrónico y se embarcan en un proceso -con añadidos de divertimento- de ir a comprar y volver sin nada en el carro. La cantidad de temas vistos (ordenadores, tabletas, viajes, libros, etc.) es tal que es difícil recordar hasta dónde lo hemos visto y todos saben que el último (como pasa en el mercado físico) tiene cierta ventaja. Tampoco hay que olvidar que quien no te compró hoy te puede comprar mañana y no podemos perder la información de quien te ha visitado, aunque no hayas tenido éxito esta vez.

Por eso se creó una técnica que a caballo de otras existentes como el Marketing de Afiliación y otros sistemas PPC, una vez han visitado tu site y mediante un sistema de cookies te persiguen con el recuerdo de lo que vistes en la web de comercio electrónico, de forma que durante un tiempo te aparece haya por donde navegues (sobre todo en libros y viajes). El objetivo es acompañarte en tu proceso de compra, de hacerse presente en ese espacio de tiempo crítico, puesto que los pocos minutos de la visita no fueron suficiente para convertirte en Cliente, pero puede que -como ocurre en la venta personal- el acompañamiento te sirva para comparar, para añadir valor incluso.

Estas cuestiones demuestran que los sistemas comerciales cambian, pero el proceso de compra sigue su marcha, que se puede recortar o ganar en el alcance físico (todos los ofertantes mundiales a nuestra disposición), pero que el proceso de decisión sigue teniendo sus etapas aunque se hayan modificado de alguna manera.

Al final, lo nuevo se parece tanto a lo antiguo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: