Sin dimensión no hay solución: abandono del minifundio empresarial

por -roliver TDC

IndustriaLas voces que comentan la necesidad de ganar dimensión por parte de las empresas son muchas y lo vienen proclamando desde hace tiempo. Esa es la gran diferencia entre las empresas españolas y del resto del primer mundo. La crisis ha agravado mucho más ese problema: las grandes, las media y las pequeñas empresas españolas han perdido dimensión, volviendo a tamaños de los años 80’s. Para este país eso es un desastre, puesto que esa circunstancia estrangula el mercado de las empresas de servicios y nos deja fuera de la posibilidad de competir con posibilidades.
Una empresa sin la dimensión adecuada no puede ampliar su cuota de mercado, ni puede tener a los mejores profesionales, ni contratar a los mejores consultores, ni la innovación será el motor de su presencia. Simplemente aportará un medio de vida a su propietario y en bastantes ocasiones le podrá soportar una cómoda -incluso lujosa- vida, pero esa empresa tendrá las décadas contadas, puesto que no podrá lograr un tamaño de mercado necesario por su escasa dimensión corporativa. Simplemente ha llegado a su límite.
Muchas veces me he preguntado las causas. ¿Por qué emprendedores que tuvieron la capacidad, visión y valentía de arrancar una empresa y llevarla hacia a delante, se paraban en un tamaño que todavía no era el que debería? Hay una respuesta humana que es la siguiente, aunque la formule interrogativamente: ¿Para qué seguir complicándome la vida cuando tengo más de los que necesito para una vida placentera? Esta es una de las claves. La otra cuestión es que cada emprendedor tiene una voluntad, formación y capacidad de formar equipos, para seguir hacia adelante en el tamaño de la empresa. ¡Vamos, que solos no podemos! Y esos sólo pueden romperse con dimensión, puesto que la dimensión lleva a más dimensión.
De este modo, las empresas de ingeniería y/o consultoría necesitan ganar dimensión para atender a las empresas de esa mayor dimensión y contratan a mejores consultores que deben ser formados en más excelentes universidades. La cadena no para su ruta positiva y todos los eslabones de la cadena empresarial crecen en tamaño y profesionalidad.
En caso contrario, entramos en círculos viciosos, poco valor añadido, incapacidad para competir con empresas líderes (o medio líderes). Los empleados pueden aspirar a realizar más funciones que la propia con la que empezaron y otras líneas de productos y/o servicios pueden ser acometidas.
Es muy posible que nuestro amor a la tierra y al minifundio, a competir con el de la otra parte del linde, con la única búsqueda de la autosuficiencia para vivir, nos haya marcado en el ámbito empresarial. Y es que la tierra marca mucho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: