La diferencia entre los Cuadros de Mando y los Sistemas de análisis de la Información para la acción

por -roliver TDC

modelo negocio3

Lo vemos cada dos semanas. El cuadro de mando de un F1 no tiene nada que ver con el de un coche convencional. Este último sólo controla las cuatro variables clave para seguir rodando con seguridad: gasolina, aceite, velocidad, puertas abiertas, freno de mano, etcétera, es decir poca información clave pero que no representa un marco de trabajo para mejorar el performance, sólo nos dice cuando tenemos que parar y reponer o cómo seguir dentro de unos parámetros seguros para no perder la seguridad vial y evitar multas y perder puntos. En definitiva, es un sistema de aviso o alarma para seguir rodando, pero no para mejorar. Sin embargo, el de un F1 es totalmente diferente, está construido precisamente para aumentar el performance, para transformar las medidas de las variables en acción y mejorar la velocidad, la carga aerodinámica, reducir el consumo de gasolina, salvaguardar los neumáticos, aumentar la potencia, etcétera, y todo ellos integrado en una serie de mapas que combinan todos los puntos de intervención. El sistema de telemetría es el que da soporte a todo el marco de trabajo, sin él no es posible construir el puesto de control y gestión.

En un momento determinado, en la gestión empresarial se puso de moda los cuadros de mando como síntesis de los eventos que se producían en el día a día del funcionamiento empresarial. Como consecuencia se crearon miles de sistemas que contenían una serie de relojes y semáforos que representaban la situación respecto a un rango de aceptabilidad operativa. Eran sistemas de alarma que nos avisaban de que una o varias variables se estaban yendo a la porra, pero no más sobre cómo enmendar la situación. Eso era la gran incógnita: sabemos lo que pasa, pero qué hacemos, dónde aplicamos la acción. Con el tiempo, la mayoría de los cuadros de mando -tipo alarma- han dejado de utilizarse por los gestores, que no quiere decir que no sigan contratándose, sino que a los pocos meses ya no se usan.

Lo que tiene sentido es construir sistemas de análisis de la información para la acción, sistemas intermedios que no se basa en informes -como era tradicional- ni tampoco en sistemas de alarma. Son sistemas que nos avisan y nos dicen dónde están los problemas o que qué departamento o profesional tiene un performance bajo y cuál puede ser la causa.

Cada sistema debe estar adaptado al mercado, sistema de comercialización y otras circunstancias de la empresa, estructurado para que soporte al sistema de dirección y, en lo que respecta a la parte comercial, deberá estar dividido en tres partes:  Marketing, Ventas y Atención al Cliente, que son los tres apartados de la existencia comercial.

Eso no es todo, como añadido deberá existir un sistema analítico que nos permita descubrir aquellas relaciones ocultas que esconden los datos. Esos sistemas de análisis tipo OLAP, Data Mining o  Big Data en un futuro cercano para las pymes, nos aportarán una información de valor difícil de vislumbrar sin esas “lentes”. Los Cuadros de Mando de alarma sirven para ciertas empresas con necesidad de control de procesos industriales o en centrales nucleares, el resto necesitan soportar una acción más compleja que cortar un cierto flujo de materiales o refrigerar unas instalaciones. Siempre habrá una rica casuística, pero lo comentado se puede generalizar.

Anuncios

2 comentarios to “La diferencia entre los Cuadros de Mando y los Sistemas de análisis de la Información para la acción”

  1. La diferencia es solo el enfoque. Lo que hace falta es pensar. Si tenemos claro para que lo queremos y como vamos a actuar en función de los resultados la cosa funciona. Tienes razón son análisis para actuar, para eso primero hay que pensar. Como siempre.

    Me gusta

    • ¡Ah querido amigo! No has dicho nada pa’ qué. Tengo un Cliente donde el patriarca y fundador de la empresa, llevaba el control de la operación por montones (de albaranes, por facturas, de órdenes de transporte, etc.) y no se le estaba nada, sabía la proporción de stock de documentos respecto al profit de la empresa y detectaba los problemas cada vez que pasada por la oficina y se ponía resolverlo en el acto…
      Él lo había pensado.
      Saludos,
      Rafa

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: