Las mejoras más importantes en la gestión del logro no vienen del management empresarial

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogEs curioso, en los últimos años han aparecido muchas mejoras en la gestión del logro de objetivos y ninguna proviene del management de empresas sino de otras áreas que también necesitan del logro para vivir. Del atletismo, de los deportes en general, de la gestión no lucrativa, incluso del mundo de la cooperación internacional o de otras industrias que necesitan conseguir logros y con calidad como -por ejemplo- la industria del desarrollo de software software o del personal de hospital. Creo que el management se olvidó de las personas y las áreas mencionadas no. El logro de objetivos es un estado de ánimo y sin su gestión no se puede sacar el verdadero potencial de cada persona. Es cierto que muchas técnicas básicas  se deberían haber inculcado en el proceso formativo de la persona: método de lectura rápida, storytelling, saber preguntar, control de las emociones, etcétera, nos ayudarían claramente a ser más efectivos. ¿Por qué un entrenador deportivo es capaz de hacer que un deportista de un equipo o un atleta supere metas y rendimiento? Hay dos elementos de soporte: las técnicas de mejora/logro y la asistencia al estado de ánimo del deportista, la gestión de sus emociones y raciocinio.

Cuentan que el nadador español Rafael Muñoz volvió de las Olimpiadas de Pekín muy desanimado, su juventud extrema y su carácter le había jugado una mala pasada y no pudo corresponder a las expectativas creadas, tanto fue su desanimo que pensó en abandonar la natación. Un amigo y profesional de ese deporte le recomendó ir a Montpellier, allí estaba un gran entrenador de campeones y así lo hizo. Cuando acudió a la piscina donde trabaja el coach deportivo éste se quedó mirándolo y le dijo: “vas a ser recordman mundial de los 100 mariposa”. Al poco tiempo logro la segunda mejor marca de la historia en los 100 mariposa y plusmarquista mundial de los 50 en piscina larga. El efecto de la confianza puesta en nosotros por alguien de  reconocido prestigio en la materia crea una fuerza que -si tenemos las condiciones mínimas- nos transforma en alguien mucho mejor de lo que nosotros mismos esperábamos o sabíamos.

Leía el otro día en un periódico extranjero que el Atlético de Madrid tiene buenos jugadores de fútbol, pero que todos juntos forman un equipo muy superior a la suma de sus individualidades. Sin duda su entrenador ha tenido mucho que ver. Era un jugador que vivía los partidos como si le fuera la vida, aunque -normalmente- los heridos eran los otros (que se lo pregunten a Guerrero el gran mediocentro del Ath. Bilbao). Esa forma decidida de ir a ganar, de ir a por todas, de hacer grandes a los medianos, de no resignarse al papel que nos tocaba, consigue siempre grandes resultados. Puede ser que llegado un punto la fuerza nos abandone, pero nadie nos quitará lo que hemos conseguido y -además- ya sabemos el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: