Marketing 2.0: la clave está en el uso de microcanales y el contenido adecuado para cada etapa de la compra

por -roliver TDC

saber qué hacer y cómo para el logro de objetivosTodos hacia aquí, todos hacia allí, todos haciendo lo mismo, todos con el comercio electrónico, todos con blogs y con las redes sociales. Parece normal, teníamos que comenzar y aprender. Una vez adentrados en esa jungla ya vamos viendo que diferenciarse -como siempre- es fundamental. El objetivo era conocer cómo crear y mantener relaciones con los clientes y prospects a lo largo de su proceso de compra -no del de venta- con un medio de atracción que es el contenido.

Aquí apareció la primera confusión, contenido es un concepto muy amplio que una vez nominalizado da cabida a casi todo, generalmente malo. Lo malo es que enturbia la claridad para distinguir el buen contenido. Quién no ha recibido un comentario a la publicación de un contenido y se ha dado cuenta que el autor del comentario no se había leído más que el título.

De la misma manera, una vez conocidos -más o menos- los canales de interacción, vemos que no cabemos todos los que queremos estar, que se producen avalanchas que  llevan a más avalanchas. Es un fenómeno muy estudiado en la naturaleza (ciclo de vida de la mosca del vinagre). Con el tiempo han aparecido nuevos canales y microcanales que de una forma discreta están estableciendo nuevas formas de contacto e interacción. Con ellos y los canales tradicionales, se puede establecer un mix ajustado a cada mercado y que cuenta la ventaja que con ligeros cambios se consigue una nueva forma de interacción con la que el Cliente tiene cierta dinámica y tiene más donde elegir.

La innovación tiene muchísimo que decir aquí, tanto en la creación de contenido como en el establecimiento de los microcanales y la selección del mix para cada mercado, segmento o microsegmentos-persona.

En definitiva, si pensamos que producir contenido bueno es hablar de nuestros productos, poner demos, etcétera, utilizando los mismos canales que usamos todos, es que estamos equivocados. Así no vamos a conseguir mucho, sobre todo si no lo hacemos con creatividad y citaré un ejemplo para explicarme. En la ciudad en la que resido han instalado el tercer restaurante de una nueva cadena. ¿Cuál es la novedad? Pues que cenar allí sólo cuesta subir una foto del plato principal a las Redes Sociales (principalmente Instagram y también Facebook). Otra novedad es que el dueño de tan curioso restaurante es un fabricante de platos preparados congelados, el cual está obteniendo una repercusión mediática brutal, mucho más que la que se obtendría con publicidad en televisión, conociendo a potenciales Clientes que deben darle al “me gusta” como paso previo a obtener el ticket de reserva y que han probado la comida que venden con una preparación óptima y rodeada de amigos en una experiencia cuidada.

Eso es creatividad y crearse -basándose en canales existentes o específicos- una ruta nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: