De nuevo el cara a cara con los Clientes: pero con la videoconferencia profesional

por -roliver TDC

VideoconferenciaMe encuentro con un articulo que habla de la conveniencia de volver al cara a cara para aumentar el engagement con los Clientes, comenta que las relaciones a través de la redes sociales están bien para abrir y mantener, pero que -para fraguarlas- hay que hacerlo cara a cara por el “ancho de banda” comunicativo y la posibilidad de establecer conexión con todos los lenguajes disponibles: verbal (el lenguaje habitual a través de mensajes orales), no verbal (a través de los gestos -conscientes e inconscientes, de nuestra cara, cuerpo, etc.), paraverbal (volumen, tono, ritmo, silencios, etc.). El final del artículo es lo sorprendente, se pone a hablar de la videoconferencia cuando se refiere al cara a cara con el Cliente.

Hace unos meses publiqué un post aleccionando el uso de la videoconferencia como sistema comercial para la relación con los Clientes con el soporte de las redes sociales como sistema de apertura y mantenimiento y, ellos -los países más avanzados comercialmente- están de vuelta mientras nosotros no hemos llegado.

En estos último año he utilizado la videconferencia intensamente, de hecho la llevo utilizando desde hace dos años. La verdad es que fue la iniciativa de un Cliente lo que animó a hacerlo, pero cuando le coges el hilo le puedes sacar mucho partido y si no es exactamente lo mismo que estar físicamente delante del Clientes, se debe acercar al 90%, aunque la productividad aumenta brutalmente. Media hora delante de un Cliente -por videoconferencia- que reside a 50 kilómetros de tu oficina no te cuesta prácticamente nada (una vez tienes los pocos medios que se requieren) y realizar la entrevista presencialmente te cuesta el carburante de 100 kilómetros, dos horas de desplazamiento y el cansancio de ese proceso.

Ya comenté en varios posts al respecto que con una cámara decente, un buen micrófono y las luces adecuadas (todo ello no llega a 100€) se puede tener un miniespacio para una videoconferencia perfecta, se puede añadir una pantalla grande para los casos de salas de videoconferencia. Es cierto que hay diferentes softwares, pero todos ellos son baratos o gratuitos. También los hay de gran calidad que son de pago, pero muy asequibles a través de la nube. Si cuentas con un portátil con cámara y micrófono, ya tienes lo imprescindible, pero es mejor si inviertes esa pequeña cantidad, el resultado final es mucho mejor.

Hay ciertas técnicas que se deben emplear, pero aunque no las sepas la práctica te las hará ver y usar. Son técnicas muy simples como por ejemplo: la colocación de la cámara y de la pantalla donde ves a la otra parte (si ambas están distanciadas se produce el efecto de la pérdida de la mirada directa), lo que los cineastas llaman la cuarta pared (no desviar la vista de la cámara a un objeto tras ella) y algunos pequeños truquillos más, todos ellos muy intuitivos.

Lo curioso es que nadie tiene dudas -en esos países- que el cara a cara presencial es insostenible, incluso se habían pasado de despersonalización de la relación comercial y están intentando volver -con la aportación tecnológica de los servicios en la nube- al cara a cara, pero siendo realistas, al único cara a cara posible en estos momentos: la videoconferencia profesional.

Lógicamente, todavía es difícil utilizarlo en potenciales Clientes que no conocemos, pero para aquellos que ya nos conocen o son Clientes, es el medio.

One Trackback to “De nuevo el cara a cara con los Clientes: pero con la videoconferencia profesional”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: