Los avances en los modelos de gestión desvelan la falacia de la personalización del software

por -roliver TDC

Confección modaEn un inicio, el software sólo tenía una versión para todo el mundo y -por tanto- todas las empresas -fueran del sector que fueran- trabajaban con aquellos sistemas fijos. Con el tiempo y los avances de los sistemas software llegaron las personalizaciones cosméticas, aquellas que permitían cambiar fácilmente la apariencia de las pantallas y los campos que incluían, dando paso a la primera personalización. Posteriormente, la industria de las aplicaciones se sacó de la manga una novedad: la customización, la personalización -funcional incluso- del software ya creado. El primer proveedor fue SAP, ellos proveían una aplicación de procesos que permitían cualquier tipo de industria y modelo de gestión, así como la integración de balances de los grupos empresariales y, sus implantadores podían facturar grandes cantidades a sus Cliente sólo de la customización sin tener que haber desarrollado su propio software. este fue el principio del abandono del desarrollo de software por muchas ISV’s y el paso a personalizar el software de otros, dejando de cumplir su objeto social que era el desarrollo de software propio (ya hemos tratado este tema en otros posts). La cuestión es que con la excusa que cada empresa era diferente y que así se permitía incorporar el conocimiento al software se llegó al abuso personalizador aportando inmensas cantidades de opciones de las que un 95% eran inútiles para el 99% de las empresas, pero se facturaban horas por doquier.

Lo mismo pasaba con el hardware y los sistemas operativos hasta que llegó la tendencia de estandarizar y todos podían utilizar los de todos (o casi), ahora le ha llegado el turno a los modelos de gestión. No hay grandes diferencias entre unas empresas y otras, a pesar que muchos directivos se empeñen en ello diciendo que su empresa y por tanto su gestión es totalmente diferente a otras. Claro está no es lo mismo una empresa de producción continua que una de fabricación por proyectos o que una de fabricación discreta, pero el modelo de gestión es muy similar y en todo caso se diferencia en la gestión del proceso de producción y sólo hay tres tipos.

Todos los programadores cuentan que hay infinidad de modificaciones y programas específicos que después de invertir en su modificación o creación no se han tocado ni una sola vez. ¿Por qué? Porque se analizó muy más o no se analizó y cuando se abrió el melón se comprobó que tampoco era así. Cuando los directivos promotores de las personalizaciones se marchaban de la empresa por uno u otro motivo, se quedaban unos sistemas a su medida que no eran el estándar y vuelta a empezar, a modificar y a gastarse dinero- La respuesta era: “yo gestiono así”. ¡Pues no señor! Usted gestiona cómo se debe y de la forma adecuada para todos, los presentes y los futuros, sin ninguna personalización más allá de la pura cosmética.

No diré que todas las aplicaciones tengan que ser iguales, pero es que se cambian hasta las particularizadas para sectores. Los modelos de gestión se han estandarizado y eso debe llevar a aplicaciones muy similares, personalizables  en algunos detalles y formatos, pero nunca más allá de la cosmética. No nos podemos permitir el que “cada maestrillo tenga su librillo”, debemos ir a una estandarización de la alta calidad de gestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: