Reflexiones sobre la Renta Básica Universal: ¿Un impulso a la innovación?

por -roliver TDC

eficiencia y efectividadHace algo más de tres años, mi socio me comentó la gran resonancia que tenía la iniciativa de la RBU (Renta Básica Universal) y su viabilidad efectiva. Yo negué la mayor porque -como economista- estoy programado para ver los ingresos y los gastos balanceados y evitar las generadores de inflación. Posteriormente, he leído y pensado sobre el tema y he llegado a la conclusión que es positivo y viable, con efectos secundarios muy positivos.

El estudio del profesor Juan Gimeno Ullastres, catedrático de Economía Aplicada de la UNED, llega a la conclusión que el coste total sería de 163.000 millones de euros, pero que se recuperaría un 40% a través del IRPF y probablemente tendría otros sustraendos con el incremento del IVA, reducción de la tasa de paro y en consecuencia del pago de subsidios, incluso una reducción del gasto de la seguridad social  por la reducción de enfermedades psicológicas somatizadas por la situación económica de muchos hogares (en esto -tengo que reconocerlo- soy más imaginativo). ¡Juguemos con los supuestos que es lo que interesa!
Si contamos con que son 400€ euros por ciudadano y si  una unidad familiar consigue reunir (un matrimonio con dos hijos) 1.600€ al mes, podemos decir que tiene los gastos básicos asegurados. Lógicamente, no se trata de comprarse un piso en la Castellana sino de poder comer, alquilar/comprar una vivienda y tener para unos gastos mínimos. Los efectos positivos vendrían dados precisamente por eso, porque uno se puede arriesgar, porque la capacidad innovadora quedaría libre para ejercerla, porque un trabajador con una buena idea no tendría que pasar el resto de su vida pensando en el riesgo de ponerla en práctica al sentirse obligado a mantener el sustento de su familia, ahora podría arriesgarse y se generaría una -verdadera- nueva economía y podrían venir las automatizaciones y robotizaciones que se quisieran, puesto que la innovación crearía nuevos puestos de trabajo de alto valor añadido.

Créanme si les digo que no escribo esto alegremente, está analizado hasta donde puede hacerlo un simple ciudadano y he leído a los expertos que expresan los pros y cons del sistema. Sólo quiero que mis conciudadanos (en sentido completísimo) y yo mismo vivamos como debe ser (paz y progreso) en los próximos lustros.

Cada uno se buscaría aumentar los ingresos sin ningún lugar a duda y para ese segmento que se contentaría con la miseria de 400€, tendrían para no tener que mendigar como lo hacen ahora. Para la gran mayoría sería un complemento para aumentar sus conocimientos o disfrutar más de la vida (mejor distribución de la riqueza gran mayoría, mayor innovación, menos gente con problemas, menos delincuencia, más gasto, más IVA, más salud, más riesgo asumido, etc.).

En todos los países hay mucha gente de acuerdo, los gobiernos también lo están (aunque no lo parezca), saben que es viable y que es la única solución a un mundo con menos puestos de trabajo cada vez. Esto no es socialismo, sólo es inteligencia colectiva, sentido social, solucionar el problema.

Las empresas aumentarían sus ingresos, pagarían más Impuesto de Sociedades, se pagaría más volumen final de IRPF incluso con tasas menores y todos compraríamos más. No existe mercado sin compradores de productos y servicios, eso ya deberíamos saberlo.

Anuncios

2 comentarios to “Reflexiones sobre la Renta Básica Universal: ¿Un impulso a la innovación?”

  1. Hola. Tendré que leer algo más sobre el tema porque entiendo que si a usted le ha llevado tiempo comprenderlo es por algo y, supongo que, es imposible que lo entienda en dos minutos. Ante esta premisa, la conclusión que yo saco es que, en efecto, es socialismo marxista. El propio marx lo retrato en su libro “Utopía”.

    Como economista, usted sabe que hay varios componentes dentro de la economía, el matemático (prácticamente microeconómico) y el social (macroeconómico). Las matemáticas no pueden controlar cosas como la Oferta y la Demanda y, evidentemente el Precio. Por otro lado, usted mismo ha nombrado una palabra clave, “INTELIGENCIA”. Bien es cierto que no solo juega un papel la inteligencia colectiva sino, uno mayor, la individual. Estamos en una sociedad acostumbrada a vivir por encima de sus posibilidades (capitalista) con lo que hay mucha gente que con los 1600€ y dos hijos seguirán siendo pobres porque gran parte lo malgastarán. Hay otros factores que influyen tales como la globalización que se escapa del ámbito “regional”.

    No obstante, como le he dicho, mi nivel de ignorancia ante esta situación es muy elevado y contemplo la opción de leer es el estudio del catedrático Juan Gimeno.

    Y, por ultimo, en lo que si que estoy de acuerdo, es que debe haber un cambio en el sistema que haga que esto cambie pero, bajo mi punto de vista, el cambio debe ser más cultural que económico.

    Gracias por la aportación

    Un saludo

    Me gusta

    • Oscar, es un hecho evidente que el trabajo -tal como lo entendemos- está tocando a su fin. Hay infinidad de libros sobre el tema, tal vez destacando el de Rifkin. Esta medida la están aplicando parcialmente países que nada tienen que ver con el marxismo, pero a mí no me importan las etiquetas, si una medida es necesaria y buena estoy de acuerdo y en desacuerdo si no aporta un bien para la mayoría. Si una familia de cuatro miembros recibe 1600 euros y los malgasta es el problema eterno, pero ese dinero lo vuelve a poner en la economía y todo sigue girando. Ya hemos visto que cuando ese gasto se para, la economía empieza dar palos a todos. Ese dinero no es para ahorrar, es para gastar.
      Hay mucho escrito sobre la renta básica y en todos los países hay claros partidarios, no solo en la izquierda, también en la derecha. Yo no quiero estar en ninguno de esos dos bandos que ya han demostrado no aportar soluciones, yo quiero estar con quien aporte soluciones. Por cierto, en EEUU es donde más estudiado está el tema.
      La cuestión es que una buena parte de las personas si le cubres las necesidades básicas, arriesgan y buscan nuevas formas de remuneración y disfrute personal.
      Se podrá estar de acuerdo o en contra en eso cada uno es libre,
      pero hay que aportar soluciones y no no dejarse influir por las etiquetas.
      Saludos,
      Rafael

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: