Movimiento en la pirámide de Maslow: los smartphones no nos dejan pensar

por -roliver TDC

TofflerHace seis años un amigo ilustrado me habló por primera vez de la renta básica y verdaderamente me supuso una novedad que no conocía. Desde entonces mucho se ha hablado del tema, incluso los primeros que la abrazaron ya no hablan de ella. Hablando otra vez con mi amigo, comentamos la evolución de la cuestión desde entonces y -sorprendentemente- él que era claro partidario dijo: “La renta básica no se puede poner en marcha”. Estuve a punto de decirle “Ya te lo dije yo que no era posible”, pero me calle y le deje seguir, entonces mi amigo añadió “No se puede poner en marcha porque solventada la supervivencia nos pondríamos a pensar”. Me quedé mudo reconociendo que era una pausible verdad de peso.

Contaban en el programa de radio de Javier del Pino, uno de los mejores de la parrilla actual, que los taxistas actuales ya no comentan con el Cliente como antes y que eso es debido -probablemente- a que en las esperas de las paradas de taxis están con el móvil más que hablando con los compañeros o pensando. Queda claro que para pensar hay que tener tiempo, eso está claro.

Toffler, en su libro “El shock del futuro” publicado en 1970, alertaba de la pérdida de la velocidad del carro (o cualquier método de desplazamiento lentos) con el advenimiento de los medios de transporte rápidos. Con un medio lento vas pensando qué le dirás al Cliente que vas a visitar o qué harás el próximo verano, pero la mente ante la tranquilidad y el tiempo disponible piensa. Uno de los sistemas de auto brainstorming es un viaje en un tren que no sea un AVE.

La pirámide de Maslow evoluciona constantemente, ya no sólo por los discípulos del autor original, sino por la evolución de la sociedad o mejor dicho de la evolución de los humanos que es el verdadero motor. Se podría decir que estamos rozando un nuevo escalón, un nuevo logro del hombre que podríamos llamar “tiempo para pensar”. Estoy seguro que eso llevaría al progreso de nuestra sociedad y del ser humano, aunque supusiese que con los siglos ganáramos volumen de nuestra testa.

Muchos de los problemas que nos aquejan son por el atolondramiento actual, actuamos sin pensar, se trata de hacer cosas sin parar y ya veremos qué pasa. La sensación de urgencia nos ayuda a tomar decisiones que es lo que nos molesta. Deberíamos volver a meditar, a preguntarnos qué narices hacemos aquí y por lo tanto qué queremos estudiar, en qué queremos trabajar y en qué tipo de sociedad queremos vivir y, poner proa hacia los objetivos.

Toffler nos avisó cuarenta y cinco años antes de que pasara, pero no le hicimos ni caso y eso que tenía toda la razón. Recomiendo su lectura.

2 comentarios to “Movimiento en la pirámide de Maslow: los smartphones no nos dejan pensar”

  1. Genial… me encanta! Y visto lo de ayer, ponerse a pensar… 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: