El modelo hiperindustrial y el del conocimiento caminan en paralelo

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogDesde hace bastantes años se ve claramente que el modelo económico industrial que utiliza como factores básicos capital y trabajo tocaba a su fin tal como lo conocemos, dando paso a un nuevo modelo que llamaron del conocimiento. El modelo industrial a través de varios sistemas y metodologías de racionalización ha conseguido prolongar su vida en el llamado modelo hiperindustrial que es en el que vivimos. Paralelamente se ha desarrollado el modelo del conocimiento (con matices) muchas veces de la mano de nuevas empresas pequeñas o de grandes empresas de clase mundial como Google o Amazon. Curiosamente, millones de nuevas empresas están buscando capital para constituir y desarrollar sus proyectos, luego no parece que el sistema capitalista esté kaput del todo, aunque sí está más en un mismo plano con el factor trabajo (conocimiento deberíamos decir). Al escenario esbozado por Rifkin y otros todavía está lejos, aunque es cierto que la tendencia del coste marginal de producción es hacia cero en las empresas de bits y a la baja clara en las empresas átomos, no sé vislumbra la desaparición del beneficio bajo alguna de sus formas (monetaria o no monetaria). Ese modelo cooperativo cercano al trueque no se impone, aunque -ciertamente- hay pasos en ese camino. Rifkin va muy lejos en su recorrido, tal vez esté bien orientado pero todo conviva en ese mundo futuro.

La cuestión es que el paso del modelo agrícola al industrial todos querían pasar al nuevo modelo, puesto que -a pesar que era de trabajo súper intensivo y mal pagado- el modelo agrícola era mucho más duro para acabar pasando hambre. El cambio de uno por otro fue fácil y como los ingenios fabriles no paraban de aparecer las personas del campo se fueron incorporando a las ciudades odiando su origen y abrazando el nuevo modelo, lo que les ayudaba a soportar el trabajo industrial de aquellos años.

En esta ocasión, los dos modelos están solapados como en los anteriores casos, pero lo hacen en paralelo con vidas separadas y los miembros de cada modelo niegan al otro. Esto es un problema que lleva -sin duda- a situaciones laborales traumáticas en un momento determinado.  No es descartable que en el punto álgido del cambio, los gobiernos se saquen de la manga un colchón que amortigüe la caída de muchos que no podrán pasar al nuevo modelo por diferentes razones. El nombre podrá variar, pero seguramente será una renta básica, pensión para todos, benefits o cualquier eufemismo nuevo que se les ocurra.

La primera señal de cambio verdadero se producirá en las escuelas y con eso sabremos que el cronómetro se ha puesto en marcha para el cambio final. En otros países, ese cambio escolar ya se está produciendo desde hace bastantes años, aquí todavía no. Esperemos al acontecimiento en breve y a partir de ahí contemos  veinte años.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: