Posts tagged ‘inteligencia competitiva’

27 marzo 2017

La innovación comercial comienza con varios “por qué”

por -roliver TDC

El área comercial está necesitada de innovación urgentemente y hay muchos métodos probados de hacerlo, sólo hay que querer que alguien con ese conocimiento y experiencia lo gestione

¡Qué poco avanzamos en el área comercial! Todavía estamos pensando en poner en marcha un CRM con cuatro informes tradicionales cuando la analítica ya está veinticinco años por delante. Todavía estamos hablando de productividad comercial mediante más visitas personales, cuando el resto del mundo se orienta a la venta en equipo y en la prospección automatizada. Estamos condenados a seguir en el segundo mundo rozando el tercero. No sé qué pasa en el ámbito comercial que no se avanza como en otros ámbitos de la empresa. El otro día me comentaban el avance que están teniendo -de nuevo- los ingenieros en las empresas, no me extraña, a ellos no les importa aprender y estudiar constantemente.

Si tuviéramos la intención de llegar a la verdad, a la auténtica verdad, nos preguntaríamos el porqué de nuestra situación real. La primera cuestión podría ser: ¿Por qué no vendemos más y/o con más margen? A partir de aquí ya estamos en el camino de llegar a las causas de las situaciones: mercado pequeño, producto no competitivo, fabricación anticuada, desconocimientos de los costes, sin planificación comercial, sin la función de Marketing, aproximación al mercado obsoleta, profesionales sin formación, sin management, bajos salarios para tener a buenos profesionales y un largo etcétera de problemas que impiden el desarrollo de una empresa.

Yo tengo claro de dónde nace todo, sin gestores no hay gestión. En un mundo en el que la información y su análisis es fundamental, no sabemos gestionar por la información. Este es un déficit clarísimo que deberíamos subsanar de raíz. Me sabe mal decirlo porque muchos profesionales directivos comerciales son amigos míos, pero falta formación y eso resta valentía para innovar y se acaba yendo a lo seguro (o eso creen), a lo de siempre, a lo cómodo, a lo poco retante, a lo que ya no hace nadie del primer mundo.

Esta forma de avanzar e innovar debe tener su espacio en las empresas a través del cuestionamiento y de las técnicas estructuradas de la búsqueda de causas y soluciones a los problemas. No es nada complicado, sirve para apreciar quién está más involucrado, quién está pensando más en la empresa y -lógicamente- si eres creativo en estas reuniones también lo serás en la aproximación a los clientes.

Cuando hablas con los profesionales te das cuenta que tienen miles de ideas, cientos de soluciones, decenas de problemas detectados y sensaciones de los clientes a mejorar, pero no lo cuentas porque no les preguntan ni tienen la oportunidad de hacerlo adecuadamente. Al final, todo el mundo quiere un reconocimiento por sus aportaciones, sobre todo si ayudan a la empresa a vender más, a aumentar el margen, a mejorar la satisfacción de los clientes, etcétera. Desde luego, si no va a haber compensación económica, sí reconocimiento profesional de alguna forma. Recuerdo que hace unos años -en las fábricas de Tabacalera- el espacio para las reuniones de los Círculos de Calidad, eran el único espacio donde se podía fumar. Algo es algo…

13 marzo 2017

Conseguir que se haga lo planificado ágilmente es la clave: gestión de la ejecución en las empresas

por -roliver TDC

exeQue duro es eso de reunirse para ver lo que hay que hacer y que después nunca se cumpla. No importa el horizonte de planificación, sea para la anualidad o para la semana, hay que planificar y gestionar su ejecución. En estos tiempos en el triunfa la agilidad (o debería) algunos piensan que para qué planificar si esto va de improvisar. No es así, la agilidad tiene mucho trabajo previo para ser flexibles y adaptativos a los cambios diarios (https://es.wikipedia.org/wiki/AGIL)

En realidad, una de los principales causas de la falta de planificación es que no se ejecuta, así todas las partes intervienen en un círculo vicioso: yo no planifico porque tú no lo ejecutas y yo no lo hago porque tú no planificas.

La otra causa importante es la falta de sistemas de gestión de la ejecución. Hemos hablado del micromanagement en otras ocasiones y está claro que no es la solución (ese exceso de feedback sintiendo el aliento en el cogote, para entendernos). No se trata de seguir el cómo ejecutan las acciones los profesionales sino qué es lo que tienen que hacer dentro de una estrategia global y teniendo en cuenta sus opiniones para el logro de los objetivos, eso es fundamental. Si alguien no ejecuta bien, la formación será el remedio o el relevo si no tiene arreglo.

Cada vez está más claro que la forma de conseguir los objetivos es estar integrado en la ejecución diaria y vivir las acciones entre los que las ejecutan, no hay tiempo para esperar a final de mes. No hablo de control, hablo de cooperar, de analizar los efectos, de analizar si el camino que planificamos  sigue teniendo sentido y rectificar si lo ha perdido. Es una integración de la estrategia y la táctica, así como reaccionar ante los desvíos en cuanto se producen de forma sistemática.

Es una forma de volver a aquella gestión visual que existía en las empresas cuando no habían paredes ni departamentos ni “planta 23”. La agilidad hay que construirla a base de preparación, de formación, de sistemas de alerta temprana, de estar en el día a día, de ayudar y no controlar. Ya sé que es más cómodo esperar a final de mes y pedir explicaciones del porqué no se obtienen los resultados, hay que bajar a la arena y dirigir el tráfico desde la propia calzada, eso sí, ayudándose de la información y de su análisis.

El desarrollo de software ha avanzado bastante en esta línea. He visto grupos de desarrollo con un sistema sencillo de progreso y todos alrededor de una mesa física o virtual. La gestión del conocimiento, la orientación a objetos y su reutilización (actualmente con microservicios), la productividad, la disminución de bugs (https://es.wikipedia.org/wiki/Error_de_software), se facilita con esa simple medida de compartición. Hoy hay medios, sistemas, metodologías, etcétera, lo que falta es darse cuenta y ponerse a ello.

Por esta ruta es por donde avanza la planificación y ejecución de estrategias empresariales, planificando y viviendo “en tiempo real” el avance para corregir de inmediato.

Posts sobre la misma materia:

https://direccioncomercial.wordpress.com/2014/07/28/sense-and-respond-marketing/

https://direccioncomercial.wordpress.com/2012/03/07/las-empresas-adaptativas-marketing-y-ventas-sense-and-respond/

9 enero 2017

La segmentación -en las start ups- para no tener que pivotar tanto. El modelo de Moore

por -roliver TDC

chasm12La segmentación es uno de las primeras cosas que te preguntan los inversores si requieres su dinero, es un mandato que tienen esculpido en bajo relieve y no es para menos, diferentes causas llevan a que la segmentación -cuando no la microsegmentación- sea absolutamente necesaria, pero hay algunas matizaciones que hacer.

Desde luego, no todas los mercados son iguales y cada uno requiere un tipo de segmentación, por ejemplo, no es lo mismo un productos innovador del que no lo es aunque cada vez todos se parecen más. Para los productos o servicios innovadores como los tecnológicos, Everett Rogers y posteriormente Geoffrey Moore establecieron el modelo de comportamiento típico de los compradores de ese mercado y, por lo tanto, las estrategias a seguir por los agentes de la oferta.

Ambos autores proclaman que tras el lanzamiento de los productos innovadores un porcentaje reducido alrededor del 16% compran dichas innovaciones debido a su carácter visionario y su reducida aversión al riesgo. Dicho porcentaje de compradores lo hace en dos etapas continuas y que tras ellos las ventas caen porque su comportamiento no es el de la mayoría de los potenciales clientes. Es lo que los autores llaman el abismo (The Chasm), gap que hay que cruzar de una forma determinada y para que se cruce esa travesía por el desierto hay que elegir una de los segmentos viables que se han visto en la fase de desnatado inicial de varios mercados marcados por los que abrazan las innovaciones por su carácter. Este momento es el -realmente- en el que hay que elegir un segmento o micro segmento para después ir replicando el éxito en segmentos paralelos y así llegar a una buen participación en el mercado objetivos global al que nos hemos dirigido desde el inicio.

Los inversores y tutores empujan a los emprendedores a seleccionar a un segmento desde el inicio, quieren que  comprueben sus suposiciones respecto al segmento, pero nada esta asegurado hasta que se hacen facturas y se les aplica el IVA, lo demás son formas de definir tu negocio a priori, intenciones que la propia realidad pondrá en su lugar. La consecuencia es que las start ups no paran de pivotar y la causa es esa, elegir el segmento con excesiva premura sin haber puesto un pie en el mercado. Hay que establecer tu mercado objetivo, incluso llegar a la microsegmentación si lo tienes claro, aunque -como plantea Moore- la fases iniciales de desnatado de los segmentos objetivo te ayudará a decidir dónde debes centrarte.

No hay ninguna duda que que cuando hay recursos escasos la segmentación permite conocer mejor las necesidades del mercado objetivo y permite un mayor foco a esas preferencias. Igualmente, es mucho más fácil ser conocido y barato en un segmento que en la totalidad del mercado, por lo que empezar concentrándose en un punto concreto ayuda a conseguir mejores resultados. Dicho esto, tampoco hay que olvidar que una cosa es no segmentar y otra tener una estrategia de no segmentación debido al tipo de producto y su mercado. Sin olvidar que las nuevas formas de comercialización permiten llegar a mercados remotos sin aumentar prácticamente los costes, al ser muy similar vender en diferentes áreas geográficas si se utilizan técnicas de Marketing Digital y sus pedidos entran a través de la web o si su empresa es de ecommerce. Si vendes y entregas tus productos/servicios por la Red, el modelo es todavía más adecuado.

Segmentación sí, claramente sí, pero sin perderse por los microsegmentos. Lo que hay que hacer es lo que antes he comentado y que es la base del modelo de Moore empleado  por todas las principales compañías tecnológicas e innovadoras del mundo.

12 diciembre 2016

El Marketing Digital también para vender a las grandes cuentas

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogDe los tres mercados fundamentales, consumidores, pymes y grandes cuentas, los dos primeros son (y más que lo serán) pasto del Marketing Digital, pero como ya hemos comentado es un error creer que el MD es el nuevo Marketing, es el de siempre con unas nuevas herramientas, sus fundamentos siguen ahí.

El mercado de los consumidores fue el primero en implementar las técnicas digitales, era como una nueva publicidad que permitía conocer e interactuar con la persona que hay detrás del consumidor, era la panacea de la comunicación de Marketing. El siguiente paso -en el que todavía estamos batallando- eran las pymes, las cuales se tratan a caballo entre los sistemas masivos de los consumidores y con una venta personal en una buena cantidad de casos. La cuestión de fondo no es qué sistema es mejor sino qué sistema es posible con los márgenes actuales. Si el consumidor está acostumbrado a informarse en la Red antes de comprar, en la pyme todavía estamos en ello a pesar que como decía Chias “El mercado son personas”, si bien es cierto que hay mandos intermedios que sí se informan en la Red hay un gap informacional claro que produce una necesidad de actualización en las pymes.

El mercado de las grandes cuentas era la reserva de la venta personal, del mapa de relaciones, del funnel manual, de la venta con margen que todavía lo permitía todo, de la personalización. Pues bien, esto también toca a su fin.

La venta a las grandes cuentas también necesita que no perdamos tanto tiempo en la prospección y en la apertura de cuentas, para centrarnos -personalmente- de la aportación de valor allí donde se demanda. No hay duda que deberá ser diferente, que no podrá ser tan generalizado, ni siquiera dirigido a un perfil target. Tendremos que ser mucho más precisos, con pocos nombres de empresas y con nombres y apellidos, esos serán para los que crearemos contenidos. Muchísimos consumidores, bastantes pymes y  pocas grandes cuentas. Que cada uno elija su mercado y su aproximación comercial.

En los próximos años va a escuchar propuestas en esta parte del mercado y en su comercialización. Los sistemas de Inbound Marketing se van a mezclar con los clásicos Outbound para sacar la máxima productividad. De hecho ya ha empezado la evangelización y esperemos que la generalización de estos sistemas se generalicen y permitan una diferenciación para que el ruido de fondo no haga insoportable ser potencial cliente en cualquier mercado.

28 noviembre 2016

Poca innovación es malo, muy malo, pero ¿Y mucha innovación?

por -roliver TDC

innovacionTras muchos años promoviendo -de una u otra forma- la innovación en sistemas de gestión, en productos y servicios del sector TIC, no soy sospechoso en cuanto a mi vocación innovadora, pero quisiera explorar una hipotética situación en la que pudiera reinar la innovación constante e intensiva.

Una de las primeras cuestiones que quiero dejar claro es que la innovación debe ser un “bien” que esté suficientemente distribuido en el mundo, en caso contrario los países que disponen de un mayor nivel en innovación sienten deseos que no nos convienen a la mayoría de lo humanos. Basta con mirar la época nazi, donde se buscó y se dispuso de una innovación diferencial respecto al resto de países en todos los aspectos, tanto médicos como tecnológicos y constructivos (físicos, químicos, ingeniería, arquitectura). Mientras las tropas francesas y británicas “animaban” a sus soldados a encontrar el valor con alcohol, los alemanes lo hacían con metanfetaminas. No es de extrañar lo de la guerra relámpago.

Por otra parte, y este es el punto que motiva este post, la innovación debe tener su tiempo de explotación, su valle comercial que permita recuperar la inversión para conseguir la innovación y que es probable que venga de un proceso anterior de I+D que también este esperando que la innovación basada en ella devuelva parte de esa inversión. Las grandes compañía tienen planificadas todas sus innovaciones para que puedan ser explotadas en el tiempo y el propio proceso de lanzamiento de las innovaciones les proteja contra la competencia, pero cuando las innovaciones del mercado se solapan se compite con ideas que no se han lanzado y que quedarán en el funnel de innovación sin llegar al mercado. Sí, la innovación es necesaria, pero requiere de una ventana de oportunidad para ser comercializada y dar una rentabilidad sobre los costes. Todos tenemos claro que esas ventanas de mercado son y serán cada vez más cortas, pero deberán de existir o no tendrá sentido la innovación.

Cuando un productos llega al pico de su vida como tal sus sustituto ya ha nacido y esta acelerando paralelamente y al menor síntoma de desacelaración del producto titular el nuevo le dará el relevo, pero no cuando está en pleno desarrollo hacia el pico de mercado.

A los profesionales nos pasa lo mismo, antes un conjunto de conocimiento te servía para casi una vida profesional, ahora tienes que estar adquiriendo conocimientos que sustituyen de una forma sustancial  a los que te basas para vivir con mucha frecuencia. Si este proceso se acelera seremos de nuevo estudiantes que nunca llegan a aplicar lo que saben, sólo pasamos de un conocimiento al siguientes.

5 septiembre 2016

El perfil del director comercial del futuro: ¿Cómo el actual o el CIO? Habrá que crear una tercera vía…

por -roliver TDC

CIODesde hace algún tiempo va cogiendo auge un nuevo puesto en el ámbito comercial: el CIO/CDO. Es un experto informático con capacidad de análisis de la información comercial y de usar esas herramientas de análisis. Perfil absolutamente necesario en el presente y desde luego en el futuro próximo. El problema es que no acaban de comprender el comportamiento del mercado y los datos no lo es todo. Como pasa en los supermercados e hipermercados, lo que los especialistas en Data Mining elaboran, debe ser analizado y aplicado por el merchandiser que es quien comprende las causas y los efectos comerciales en su espacio comercial. Todo se puede aprender, pero hay una serie de habilidades que se tienen o no se tienen y  la percepción e intuición del comportamiento de los mercados no viene en un histograma. Sí, ya sé que hay ciertos formatos como el comercio electrónico que se pueden gestionar a través de los datos, pero el éxito de Amazon no viene de ahí (aunque lo sea para continuar en la cima).

Muchos de estos profesionales se han introducido en el campo del Marketing por una rendija, es más, han intentando establecerse por su cuenta y sus negocios no han funcionados. Es que vender es difícil. Ello no quita para que siempre hayan perfiles que cumplan los dos requisitos: capacidad de gestionar mediante el análisis de la información y la comprensión del comportamiento del mercado.

Por la otra parte están los directores comerciales de las pymes actuales. Aquí pasa al revés una buena parte entienden el comportamiento del mercado (no todos, ni mucho menos), pero no saben gestionar por la información. No saben, no se formaron y están ligados a la venta personal. Su existencia está ligada a ésta, por lo que su permanencia está claramente amenazada, aunque muchos no lo quieran ver.

Por eso propongo una tercera vía. Un informático o especialista en la monitorización de la comunicación 2/3.0 no puede ser el director de marketing o director comercial de una empresa. Ellos llegan cuando los fundamentos ya están soportando a la empresa y -normalmente- todo está en marcha. Posiblemente podrían formarse equipos de los dos perfiles o se podrán formar perfiles mixtos en el futuro.

Los más interesados en involucrarse deberían ser los directores comerciales con la capacidad de -al menos- entender y gestionar por el análisis rabioso de la información, porque si no lo hacen muchos profesionales aterrizados en la ola 2.0 ocuparán sus funciones y el Marketing se resentirá y, por tanto las ventas. La causa, el mundo camina hacia el conocimiento y la sabiduría como sedimento comprobado del primero.

En el caso de requerir tiempo y otros planes de estudios, apadrine a un informático/analista y llévelo pegado a sus faldas como su otro yo, puede resultar interesante la combinación y siempre piensan más dos cerebros que uno.

 

29 agosto 2016

El cuello de botella está en la prospección

por -roliver TDC

funnel pipeline embudo de ventasHistóricamente la venta ha sido y es individual. Cada profesional es responsable de todo el proceso comercial en ese objetivo de conseguir la cifra de ventas que le han marcado. Si estuviéramos hablando en términos de ingeniería, todo ese proceso debería ser un cilindro, una tubería homogénea que genera leads y los cierra en un espacio de tiempo, pero no es así, pasamos mucho tiempo en la generación de leads y muy poco tiempo en el desarrollo y logro de las operaciones. Es un sinsentido, porque nuestro valor debería ser aportado en las operaciones en marcha, pero como el cuello de botella está en la prospección somos muy poco eficientes. Si habláramos de una fábrica seguro que alguien hubiera dicho: “Compremos otra máquina en ese centro de trabajo para que no paren el resto”. En ventas no, en ventas seguimos asumiendo el problema y miramos cómo no se cierran un número suficiente de operaciones, pero no queremos ver dónde está el verdadero problema.

Los equipos de ventas de alto rendimiento están trabajando coordinadamente (un grupo de vendedores en un mismo departamento no son un equipo si no trabajan de forma integrada) y esa es la forma de resolver los cuellos de botella y conseguir un nivel homogéneo de actividad en todo el proceso comercial. Los equipos bien gestionados requieren un sistema de ejecución que no se centre tanto en los pedidos como en el proceso de lograrlos. Son equipos participativos que todos aportan y logran y el director comercial es un coordinador y catalizador de las mejores acciones. Por supuesto, estoy incluyendo a los profesionales de marketing y ventas. Hoy en día no cabe separación  (en muchas empresas todavía hay que crear el departamento de Marketing) y ambas funciones son absolutamente necesarias.

Para el tipo de venta repetitiva es igualmente útil, esas rutas en coche, esas frecuentes visitas, esos Clientes asignados a un comercial, son formas muy probadas de ineficacia, pero “como siempre se ha hecho así”. Los equipos coordinados mixtos de televenta y gestores de cuenta son mucho más efectivos y ahorra gastos de diésel y la naturaleza lo agradece, pero no hace cada uno lo que quiere y se lo cuentan cada viernes sino que viven continuamente la actividad compartida y su supervisor gestiona el proceso en vivo y en directo.

La solución pasa -al menos hoy en día- por sistemas de blended marketing que optimiza acciones Inboud con las tradicionales Outbound, ajustándose a todos los perfiles de Clientes, que también son los hay preparados para la vida moderna y para el correo por diligencia.

La transición hacia los modelos Inbound deben estar dirigidos por expertos directores comerciales que conozcan ambos mundos, el que viene y el que se está yendo, para aprovechar mejor los recursos y llegar a todos los Clientes. Una estructura de gestión comercial más moderna será requerida y añadir mucha analítica, automatizar el proceso comercial al completo y crear un equipo de creadores de contenido. El resultado será un generador de leads predecible como proceso que es.

20 junio 2016

¿Ya hay Venta 2.0 entre empresas o sólo deseo?

por -roliver TDC

LOGOSSQuiero empezar con una rápida declaración del fundamento del éxito de este modelo: debe ser realizado por un vendedor profesional, en caso contrario estamos hablando de otra cosa, seguramente de telemarketing o de apasionados de las redes sociales. La Venta 2.0 es diferente.

Hace algunos años -en las multinacionales- se puso de moda el uso de expertos en el engagement para grandes cuentas, su ejecutor es la persona que se encarga de conseguir la fluidez en las relaciones entre el Cliente y su proveedor, trabajando en Clientes existentes y nuevos Clientes. Es un procurador de relaciones, es una forma de abrir cuentas de forma natural. Estos profesionales no llaman a la puerta, ni entran haciendo llamadas (simples), se construyen un mapa de relaciones que está soportado por varios elementos como pueden ser las redes sociales, conocidos, relaciones profesionales, etcétera, la cuestión es que entran en las compañías de una forma fluida. La Venta 2.0 no es eso, pero puede utilizar varios componentes y procesos de ese formato.

Lo bien cierto es que dedican un buen tiempo a establecer sus redes y navegan a través de sus contactos para penetrar en las compañías a un alto nivel. Representa una tecnificación en esa parte del proceso comercial que permite ganar una gran productividad. Por explicarme mejor, se parece a un proceso de investigación policial que al intensivo y poco eficiente proceso comercial habitual. Utiliza todas las herramientas informáticas a su alcance, ya no solo los soportes de contactos en la redes sociales sino con las herramientas que permiten interacción con los potenciales Clientes (Inbound Marketing, típicamente) y con herramientas predictivas que nos orientan al foco objetivo a partir de los históricos diciéndonos con quién y cómo nos irá mejor.

Es un nuevo formato de venta que se basa en los skills básicos de siempre, pero con nuevas herramientas. Sí, sé que en muchas zonas geográficas los directivos no son grande usuarios del mundo 2.0, pero eso va cambiando a marchas forzadas. No hay más que pensar lo que ha cambiado desde hace cinco años y la cantidad de profesionales que declaraban inútil al método y ahora son usuarios intensivos.

Conlleva una buena metodología de trabajo, no se trata de utilizar estas herramientas como se utilizaba el teléfono de forma intensiva e indiscriminada, hay que crear un equipo con las herramientas, formación y habilidades bien arraigadas. En mi opinión, se requiere un vendedor en el field para que pueda actuar de complemento a sus acciones. Todo dependerá del formato final seleccionado, pero es altamente efectivo y eficiente.

Internet contiene una inmensidad de información, se trata de estudiar y trabajar el target antes de mover ficha, no sólo me refiero a la información del Cliente sino a la información de contacto.

Sí, ya hay Venta 2.0, pero siguen faltando profesionales que la practiquen de forma adecuada.

9 mayo 2016

La importancia de tener un modelo de gestión comercial

por -roliver TDC

Dirección Comercial BlogNo sé si será una apreciación mía, pero no me suelo encontrar con modelos para la gestión comercial en las empresas. Incluso en algunos Clientes en los que hemos implementado un modelo de gestión comercial -al mínimo intermedio- se vuelve a lo de antes, a lo que podríamos llamar el método reactivo, al de apagar fuegos ¡Vamos! Voy a describir este método a ver si les suena…

A pesar del paso del tiempo, todavía hay muchas empresas que no tienen fijada una cifra de ventas anual. Normalmente camina al lado del no uso de un sistema presupuestario. A lo sumo, existe esa noción que deberíamos vender un porcentaje más sobre las ventas del año pasado. ¿A qué sí les suena esta situación? Desde luego, esa cifra no está estructurada, se trata de seguir vendiendo más cada año, esa es la máxima. Al final del año veremos si la logramos y como algo paralelo, pero sin mucha relación, si hemos conseguido beneficios. Todo es como llovido del cielo, poco podemos hacer si la Providencia está detrás, es nuestro destino comercial.

Bien, si a los cuatro meses observamos que el camino no es el correcto en algún vendedor o distribuidor, intentaremos ponerle remedio, ¿cómo? Pues haciendo más visitas, intentando vender más productos, ¿cuáles? Pues todos, para eso los tenemos en el catálogo.

Los márgenes no deberían ser erosionados por los Clientes y una buena forma de evitarlo es erosionándolos nosotros mismos. Basta con saber que todo vendedor que se lo pida al director comercial con un argumento de peso (por ejemplo: “Si no hacemos un 18% de descuento se lo lleva la competencia”). Al final nos extrañamos de que a pesar de haber vendido un 7% más que el año pasado, hayamos ganado menos. Es emocionante, ¡no me digan que no! No sabemos los verdaderos costes, pero hacemos descuentos a Clientes de los que tampoco sabemos si son de los que nos aportan margen o pérdidas. A mi me recuerda a esos entrenadores de fútbol que comentan su estrategia diciendo: “Bueno, metimos dos tantos más que el contrario y eso es lo que vale”, es decir, no sé cómo hemos ganado, pero nos hemos llevado el partido.

Puede que algunos de ustedes vean mi percepción algo exagerada, pero -más allá de crear un texto ameno- no lo es. Estos mecanismos relatados son fácilmente contrastables en las empresas si ustedes piden que se explique el modelo de gestión comercial, las reglas del juego. Para saber si existe modelo o no, basta con mirar el cuadro de mando, su complejidad, la capacidad de explicar lo que pasa y cómo evitarlo o fomentarlo, la sistemática de mejora de la situación y el timing de la reacción o mejor, de la anticipación.

Los que tienen como unidad de acción la “visita comercial”, deben empezar a pensar que están en un error, no porque no deban visitar a los Clientes, sino porque la solución es otra, porque la unidad de acción ya no es esa sino la de capturar la atención de los Clientes y si no se es capaz de conseguirla no te quieren recibir. Los tiempos han cambiado y muchos vendedores ya no venden, cuando hace tiempo se hinchaban a hacerlo. No, ellos no han cambiado. Siguen siendo buenos profesionales, los que han cambiado han sido los Clientes y no nos hemos dado cuenta.

El modelo de gestión comercial que define nuestro objetivo en la empresa y los factores para conseguirlos no es complicado, simplemente hay que tener claro qué hacemos aquí vendiendo y cómo seguir durante muchos más años.

24 noviembre 2015

La capacidad analítica en las empresas: un perfil a desarrollar

por -roliver TDC

ds3Hay mucho ruido en el mercado sobre la analítica y el Big Data figura como estandarte. Parece que es un camino lógico después de decenas de años de falsas creencias y opinática. Los datos, los hechos no mienten nunca y ayudan a tomar las decisiones correctas, aunque siempre habrá personas interesadas en hacer mal uso de ellos, la verdad siempre está en la información.

Para aprovechar todas las herramientas que están apareciendo -que aunque sean una evolución de otras que ya existían- aportan mejor adaptación al entorno actual y con precios muy accesible, se requiere una mentalidad analítica y tener un modelo en la cabeza dispuesto a aceptar nuevas enseñanzas cada día sobre el comportamiento de las variables, ya sea en ventas, en producción, en finanzas o en recursos humanos.

Estas herramientas no toman decisiones sólo denuncian los que está pasando, otros tienen que interpretar eso y tomar decisiones en un marco de trabajo concreto. Ese perfil analítico no es fácil de encontrar en las empresas actuales y eso acaba siendo una dificultad para la puesta en marcha de las herramientas de análisis y lo que es peor, impide el logro de los beneficios que produce sus uso, claro.

Hasta la fecha, la intuición,  las creencias, experiencias, valores, opiniones, hasta las rencillas entre profesionales, soportaban las decisiones empresariales. Esto no puede continuar así, decía Deming a los asistentes a sus reuniones de mejora continua que -aludiendo a la máxima que reza en los billetes de un dólar- que en Dios confiaba, pero que el resto debían llevar datos a la reunión.

Cuando un directivo tiene el funcionamiento del sistema modelizado en la cabeza todo es mucho más fácil. Se le ocurren preguntas para hacerle al sistema, coloca rápidamente lo que el sistema declara como descubierto, pero que no sabe por qué se produce.

Una buena técnica para empezar es la técnica de los “5 por qué”. Si quiere saber cómo funciona un sistema pregunte consecutivamente “por qué” hasta cinco veces, rápidamente comprobará que alguien le responde “Porque sí, porque siempre lo hemos hecho así” o un “No tengo ni idea”, con ello descubrirá las causas de las acciones de sus profesionales o las causas de lo que pasa (bueno y malo) en su empresa. Este proceso de averiguar causas y efectos le llevará –poco a poco- a un funcionamiento analítico en el que cada vez cuestionará más elementos que le serán aclarados por los profesionales o por los sistemas analíticos, y será como consecuencia de su proceso de cuestionamiento y análisis. A partir de ahí -y casi sin darse cuenta- irá creando modelos de funcionamiento de su empresa.

Si quiere hacer la prueba comience por preguntarse por qué no vende más o por qué no lo hace con más margen. Respóndase o que le respondan con sinceridad, se trata de llegar a la verdad última a la verdadera causa. A la primera respuesta –que no le aclarará nada probablemente- añádale otro por qué.

Ser analítico es cuestionar todo, no seguir opiniones y menos si son subjetivas y emitidas por los afectados directamente del tema. Pensar críticamente, intentar modelizar, averiguar los puntos clave y los sistemas actuales harán el resto. No quiero dejar de mencionar que si se es buen observador se tiene ganado bastante, se percibe todo mejor y con menos esfuerzo.

Tampoco viene mal tener unas nociones de la Teoría General de Sistemas, dinámica de sistemas y adyacentes, puesto que siempre estamos tratando con sistemas y conocer sus elementos y relaciones típicas es de mucha utilidad.

A %d blogueros les gusta esto: