Posts tagged ‘Neurociencias y Neuromarketing’

17 octubre 2011

¡Persiga sus objetivos comerciales como si fuese una venganza!

por -roliver TDC

Programa de radio argentino

Hace unos días retuiteé un comentario de Andrés Pérez Ortega que decía: “¿Por qué ganan los malos? Porque, casi siempre, suelen poner más esfuerzo, tiempo y motivación”. Me llamó la atención, puesto que en algún post he comentado en este sentido (cuando me refiero al esfuerzo que somos capaces de hacer, si queremos conseguir una cosa claramente) y quiero comentar alguna cuestión más sobre este pensamiento de Andrés.

Hace tiempo leí como algunos investigadores españoles en EEUU que están trabajando en equipos científicos avanzados han estudiado las células cancerosas, pero no para acabar con ellas, sino para conocer por qué es tan difícil acabar con ellas. Comentaba el investigador español que si descubren su capacidad de resistencia, podría ser la clave para alargar la vida humana. Sería curioso que lo que nos trae la muerte ahora, pudiera ser nuestro camino para pasar de la centena con salud, aunque probablemente no lo veamos los que pisamos la tierra en este momento. Otro ejemplo de aprovechamiento de un sentimiento negativo, fue el que sucedió en el Tour de Francia de hace algunos años, Neil Armstrong estaba sufriendo en la escalada a un gran puerto francés, de repente, en una curva sencilla que era en ascenso se cayó (pareció como que se dejaba caer), rápidamente los tres corredores que estaban  junto a él, cambiaron marcha para sacar ventaja de ese pequeño parón del americano. ¡Pues no fue así!, Armstong  se subió de nuevo a la bicicleta y -sin duda- aprovechando algún flujo hormonal que había segregado su “caidita” y el miedo por al ataque de los contrarios, salió disparado alcanzando a los aventajados y sufriendo mucho menos que en las rampas anteriores. Entonces, en nuestra acción diaria, cuando actuamos movidos por la venganza o incluso por la maldad y no sentimos el esfuerzo, la sobremotivación es capaz de hacernos dar dos vueltas a nuestra ciudad sin notarlo. Somos capaces de maquinar y esperar un momento concreto con ilimitada paciencia.  ¿No podríamos dar un giro de 180º y aprovechar esta capacidad y el enfoque para la acción en aras a conseguir nuestros objetivos comerciales?

Si pudiésemos encontrarle a la búsqueda de los objetivos comerciales una satisfacción personal (más allá de cualquier gratificación económica), mezclada con un reconocimiento de la empresa, una especie de Zen Comercial que nos impulsase satisfactoriamente hacia el logro de resultados, sería definitivo.

En nuestra mente están los mecanismos, lo difícil es percibirlos y saber como actuar sobre ellos, para que se conviertan en herramientas útiles para la motivación y el logro.

Anuncios
23 septiembre 2011

Las neurociencias aplicadas al marketing, las ventas y el management

por -roliver TDC

En marzo del año 2008 realizamos una conferencia en el COEV (Colegio de Economistas de Valencia) organizada por su Comisión de Marketing, sobre las neurociencias y su aplicación al ámbito comercial y al management en general, esta ponencia la impartimos en algunas empresas de nuestro entorno y de fuera de Valencia con gran éxito. Su título era “Tu mente te engaña. Aplicaciones de las neurociencias al ámbito del marketing, las ventas y el management”, quería ser un resumen de todos los conocimientos básicos que habíamos acumulado al respecto en los dos años anteriores, aunque siempre había sido un tema que habíamos seguido intensamente en Internet y en la bibliografía existente. En muchos de nuestros posts, hemos reflejado aportaciones concretas de esta disciplina a las ventas, el marketing, el management, la negociación, la toma de decisiones, etc., la lista es casi interminable, todas aquellas en las que interviene el ser humano están afectadas.

Desde su gran desarrollo en los años 90, ligados a la emergencia de los sistemas de resonancia magnética, las neurociencias están presentes  en todos los ámbitos y es muy lógico su estudio por parte de todos los que dependen de una decisión humana compuesta por una información captada por los sentidos (pero, los de cada uno) e interpretada por un juez emocional y otro racional, sin olvidar al tribunal supremo, esa parte primitiva que es la responsable de habernos traído desde la noche de los tiempos hasta la actualidad y que atiende a lo básico, a mantenernos con vida fundamentalmente.

Desde que adquirimos los fundamentos de esta ciencia, los iniciales para poder apreciar sus enseñanzas en la actuación humana, no paramos de seguir aprendiendo sobre el comportamiento humano, sobre todo, en lo que respecta a nosotros mismos, intentando ser conscientes de nuestras verdaderas motivaciones para la acción, no sólo para poder cambiarla cuando sea inadecuada (no siempre es posible, somos así de imperfectos) sino para conocernos mejor.

Las aplicaciones de las neurociencias están fijadas en la publicidad, en el posicionamiento de las empresas, en toda la comunicación personal, en la gestión de personas, en la negociación, en el merchandising, en las presentaciones de ventas, en el proceso de selección, en la gestión del rendimiento, en la implantación de sistemas en las empresas, en fin, hasta en todos los hogares, cuando se acaba el trabajo y volvemos a casa, etc., inagotable lista…

El desarrollo tecnológico de la resonancia magnética y tecnologías similares, han desarrollados equipos tan pequeños, que ya se utilizan en juegos para el manejo del mismo mediante las órdenes cerebrales. La gran ventaja de estos métodos, es que no siguen las palabras que emites sino la hemodinámica de tu cerebro, de lo que no somos conscientes. También tiene sus desventajas, evitables por la ética, pero ya sabemos que ésta brilla -ahora- por su ausencia. Hay experimentos para conocer lo que motiva a las personas frente a la presentación de imágenes, bocetos de automóviles nuevos, discursos políticos (basado en la reacción a palabras) y eso tiene mucho peligro…si se utiliza mal.

A %d blogueros les gusta esto: